Tesis para el segundo aniversario de la agresión rusa contra Ucrania

Tesis para el segundo aniversario de la agresión rusa contra Ucrania
el 18 de febrero de 2016.

La obtención por Ucrania de la independencia en el 1992 como resultado de la descomposición de la URSS desde el principio se percibió y sigue percibiéndose por la élite rusa como incomprensión enojosa, que hace falta corregirla lo más rápido posible.

La tarea clave de Kremlin se hizo establecimiento del control militar, político, económico completo sobre Ucrania, que debe aumentar sustancialmente los recursos demográficos, políticos, económicos y militares rusos. Durante la Cumbre de la OTAN en Bucarest (abril del 2008) Vladimir Putin resumió la estrategia rusa respecto a Ucrania, declarando: “Ucrania en general no es estado si quiera . La parte de su territorio es Europa Oriental, y otra parte, que es considerable, está regalada por nosotros…Si Ucrania entra en la OTAN, lo hará sin Crimea y Este, se descompondrá simplemente”.

Para realizar esta estrategia en la Federación Rusa fue creado un sistema complejo para obligar los estados de la CEI a la unidad, que incluye los instrumentos de la tensión político-diplomática, económica, energética, informativa con propaganda, militar, uso amplio de tecnologías subversivas, elaboradas y aprobadas en la URSS de Stalin.

La llegada al poder monopolio de Víctor Yanukóvych y el capital oligárquico-criminal crearon para Kremlin las posibilidades nuevas para influir a Ucrania. Según se hizo evidente más tarde, V.Yanukóvych y su ambiente más cercano no examinaron la integración europea como objetivo estratégico de Ucrania. La política de acercamiento a la UE se usó para engañar a la mayoría de los ucranianos proeuropeos, embaucar a las fuerzas políticas proeuropeas, y para la transacción con Kremlin.

Los agentes rusos en los órganos del poder estatal de Ucrania comenzaron a usar las medidas sistemáticas para destruir las Fuerzas Armadas de Ucrania, otros órganos del sector de seguridad y defensa. La financiación de las necesidades de defensa se realizó en los volúmenes restringidos en el nivel del 1% del PIB. Además el desarrollo de las Fuerzas Armadas no se financió de hecho. Se aceleró la venta de los modelos más modernos de armas y su utilización. Casi se acabó la destrucción del sistema ucraniano de defensa antiaérea, y los misiles teledirigidos y medios de reconocimientos fueron reubicados a Crimea. Las subdivisiones de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Servicio de patrulla de Ucrania, otros órganos del sector de la seguridad y defensa se completaron con menosprecio completo del principio de extraterritorialidad  principalmente por los habitantes locales. Hasta el 2014 a la capacidad defensiva se le fue hecho un golpe destructivo, y otros órganos del sector de seguridad y defensa se controlaron sustancialmente por los rusos.

Utilizando las posibilidades concedidas por V.Yanukóvych, principalmente, destrucción del sistema de aseguramiento de la seguridad nacional, Kremlin comenzó a realizar la etapa decisiva de la estrategia de la conquista de Ucrania. Esta estrategia previno dos escenarios principales. Según el escenario básico se previno la subordinación de toda Ucrania con métodos político-económicos principalmente legales. Y para el caso de la pérdida de control sobre los dirigentes de Ucrania se preparó la operación militar chequista estratégica con la anexión de las regiones orientales sureños y de Crimea.

El trabajo práctico de Rusia en los escenarios de la agresión militar contra Ucrania fue realizado durante el ejercicio estratégico común de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa y Bielorrusia “Occidente 2013” (del 19 al 28 de septiembre del 2013). Según su idea: “como resultado de la aparición de la crisis política en el país contiguo se intensificó la actividad del movimiento de oposición. Usando …el apoyo de la tercera parte la oposición trató de pasar a las acciones decisivas. La oposición siguió recibiendo la ayuda multilateral de los estados occidentales y llamó a la intervención internacional al conflicto político interno…”. Respectivamente, se previó la llevada en el país contiguo del contingente limitado del ejército ruso.

En noviembre del 2013 la denegación demostrativa de Víctor Yanukóvych de la firmar el Acuerdo de Asociación con la UE provocó las protestas masivas en Kyiv y otras ciudades de Ucrania. En respuesta el régimen usó la táctica practicada en los años 2004-2005 de las acciones de contra protesta de “antimaidán”, que dos años antes se utilizó para resistir al “Movimiento en la plaza Bolotnaya” en la Federación Rusa.

Al fracasar las tentativas de fuerza de aniquilar el movimiento de protestas del 18 -20 de febrero del 2014, con objetivo de cesar el derramamiento de sangre el Parlamentó de Ucrania el 21 de febrero aprobó con 386 votos la ley sobre la reanudación de la vigencia de los reglamentos constitucionales del 2004. Sin embargo, Víctor Yanukóvych en vez de firmar urgentemente esta Ley se escapó de Kyiv.

El fracaso del plan del restablecimiento “legítimo” del control sobre Ucrania indujo a V.Putin a la tentativa de restaurar el régimen de V.Yanukóvych. Paralelamente comenzó el escenario de la anexión de Ucrania de Crimea y las regiones del este y sur.

En el momento crítico de la fase activa de la operación militar chequista estratégica de la Federación Rusa contra Ucrania (el 20-22 de febrero  del 2014) los dirigentes políticos militares del estado, comandantes superiores de las Fuerzas Armadas de Ucrania y otros órganos del sector de seguridad de Ucrania desertaron. El personal de los órganos del sector de seguridad y defensa estuvo desmoralizado y perdió la capacidad de realizar resistencia a la agresión armada.

Alta traición del Presidente de Ucrania, Comandante en jefe supremo de las Fuerzas Armadas de Ucrania Víctor Yanukóvych obligó al parlamento ucraniano a asumir la responsabilidad completa por la suerte de Ucrania, reanudación del régimen constitucional, gobernabilidad y la capacidad defensiva del estado. En los plazos cortos fueron nombrados los dirigentes del sector de la seguridad y defensa, fue formado el Gobierno de Ucrania, fue reanudada la actividad de los órganos del poder ejecutivo.

El 28 de febrero del 2014 los diputados del Parlamento de la República Autónoma de Crimea bajo la boca de las armas de los “zeleni cholovichki” (hombres en verde) tomaron la decisión de nombrar el referéndum sobre el estatus de Crimea y nombraron el jefe del gobierno de Crimea a S.Aksionov, famoso criminal de Crimea con el apodo “Goblin”. Las subdivisiones de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa establecieron el control sobre los objetos estratégicos de Crimea.

Contrariamente a las normas del derecho ucraniano e internacional el 16 de marzo del 2014 fue organizado un falso referéndum sobre la anexión de la República Autónoma de Crimea a la Federación Rusa, lo que boicoteó el pueblo autóctono de Crimea, tártaros de Crimea.

Desde el 1 de marzo del 2014 las subdivisiones de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa fueron desplegadas en las regiones de Rostov, Voronezh, Kursk, Belgorod, Briansk de la Federación Rusa. Cerca de las fronteras de Ucrania fue formada la agrupación de choque lista para el combate e invasión a Ucrania hasta finales del 2014.

Para la justificación política de la agresión rusa se usaron las arengas de marionetas de Kremlin V. Yanukóvych y S.Aksionov (el 1 de marzo del 2014). El mismo día el parlamento ruso dio a Putin el permiso a la invasión a Ucrania.

Al mismo tiempo, bajo los lemas de la incorporación del sur y este de Ucrania a Rusia comenzaron las acciones de protesta en las regiones orientales y sureños de Ucrania, la llamada “Russkaya vesna” (Primavera de Rusia). Bajo su encubrimiento los grupos de asalto especialmente preparados, encabezados por los oficiales rusos realizaron las tentativas de usurpar los edificios administrativos en las regiones de Járkiv, Lugansk, Donetsk, Zaporizhia, Mykolayiv, Jersón, Odesa y Dnipropetrovsk.

De tal manera, los hechos certifican irrebatible de la preparación de la Federación Rusa a la invasión de gran escala al territorio de Ucrania con objetivo de restaurar el régimen  de marioneta de V.Yanukóvych. El pretexto para tal inversión debían ser acontecimientos sangrientos en Crimea. El resultado de la agresión rusa, la cual no fue lista resistir Ucrania, podía repetirse la tragedia ucraniana de los años 1917-1920, cuando ganaron los elementos declarados encabezados por los “bolshoviki” (cuyos descendientes de idea directos son formaciones de pandillas de ciertas regiones de Donetsk y Lugansk).

Entendiendo la situación los dirigentes nuevos de Ucrania comenzaron el emplazamiento de las subdivisiones de las Fuerzas Armadas y los cuerpos de seguridad de Ucrania a las regiones del este y norte del estado. Tomaron medidas urgentes para reanudar la capacidad del sector de seguridad y defensa, formaron la Guardia Nacional, realizaron movilización parcial, comenzaron la formación de batallones de voluntarios para defender Ucrania, estabilizaron rápido la situación en Kyiv, y también en las regiones de Dnipropetrovsk, Zaporizhia, Mykolayiv, Járkiv y Jersón. En la región de Odesa la amenaza a la paz civil fue superada después de que el 2 de mayo del 2014 no alcanzó resultado la provocación sangrienta de las fuerzas prorrusas. Se realizaron medidas sistemáticas  para la movilización del apoyo internacional de Ucrania en retener al agresor ruso.

La agresión insolente de la Federación Rusa recibió la resistencia digna. Toda Ucrania la conmovió el espíritu patriótico. Merced al heroísmo de los militares, voluntarios, simples ucranianos los planes de ocupar 8 regiones del este y el sur de Ucrania se frustraron y el agresor estuvo obligado a  pasar a la actividad terrorista y subversiva subrepticia en Ucrania, excepto las regiones de Donetsk y Lugansk. Pero allí también la ofensiva del ejército terrorista ruso fue localizada.

El 25 de mayo del 2014 en las condiciones muy complicadas fueron organizadas las elecciones presidenciales libres y democráticas reconocidas por todo el mundo, donde Petró Poroshenko recibió la victoria convincente.

Estos acontecimientos certificaron definitivamente el fracaso de los planes de guerra relámpago rusa contra Ucrania. Con esfuerzos comunes de la sociedad y el estado que renace, alto costo de las vidas de miles de ucranianos, el enemigo fue parado. Comenzó la siguiente etapa de la agresión rusa contra Ucrania, guerra híbrida, que dura hasta hoy día.

Compartir en redes sociales

Twitter