Kyiv
,

La reforma judicial: la selección de los jueces del Tribunal Supremo – problemas y obstáculos

Kyiv, el 20 de febrero de 2017.

 

En noviembre de 2016 empezó la selección de los jueces del Tribunal Supremo de Ucrania. Dado que el sistema judicial fue una de las esferas más coruptas y aisladas en Ucrania, la reforma judicial era una de las demandas claves de la sociedad civil y de los socios internacionales de Ucrania. El movimiento civil Chesno (Honesto) decidió incorporarse al análisis de los candidatos al Tribunal Supremo y preparó un informe analítico sobre los candidatos.

Los candidatos desleales tratan de entrar en el Tribunal Supremo

653 candidatos participaban en la selección. La mayoría era los representantes del antiguo sistema judicial y solo un tercio eran abogados y científicos. Era la primera vez de su admisión a la selección para tan altos cargos. En la etapa preliminar la Comisión Superior Calificadora eliminó al 45% de los candidatos no pertenecientes al sistema judicial. Al mismo tiempo eliminó solo al 7% de los jueces.

De esa manera quedaron 189 candidatos no pertenecientes al sistema y 464 jueces. Así lo informó Liliya Drozdyk, jefa del departamento de comunicación de la campaña Chesno. Filtra los tribunales en la rueda de prensa en Ukraine Crisis Media Center. “Hay mucha información negativa sobre estos jueces. Según nuestros criterios, el 70% de esta gente es desleal. El 35% de los candidatos que no representan al sistema judicial actual son desleales también. La cantidad de abogados y científicos que entrarán en el Tribunal Supremo es un índice del éxito de la reforma”, mencionó Drozdyk.

Los criterios de la deslealtad

Los activistas señalaron varias categorías de la deslealtad de los candidatos: corrupción, servicio al régimen de Yanukovych, encubrimientos que permiten salvarse de la responsabilidad, decisiones judiciales dudosas, bienes de origen dudoso, causas penales contra candidatos, etc. Los jueces tienen una cantidad enorme de familiares que trabajan en las agencias policiales. Iván Pyatak, analítico jefe de la campaña Chesno. Filtra los tribunales, tiene dudas de que los jueces aprueben las resoluciones objetivas, teniendo familiares en la Policía o en la Fiscalía.

A pesar de la selección personas dudosas alcanzaron a pasar las primeras etapas

El proceso de selección eliminó una parte de los candidatos desleales, pero lo pasaron varias personas dudosas. Por ejemplo, el jefe del Tribunal Supremo en los tiempos de Yanukovych. Durante el Euromaidán llamaba a “defender a los jueces de las represiones”. Como resultado el parlamento aprobó las Leyes del 16 de enero (también conocidas como las Leyes Dictatoriales. Los diputados violaron el procedimiento de la votación por completo: el Partido de las Regiones tenía una mayoría parlamentaria y votaba, alzando las manos por orden del presidente del parlamento. La Leyes reprimían los derechos de manifestación, libertad de expresión, concedían al Estado el derecho de castigar a los participantes de las protestas y criminalizar a la oposición y la sociedad civil).

Galyna Chyzhyk, coordinadora del Consejo Público de Lealtad, mencionó que la reforma del Tribunal Supremo puede iniciar la reforma de gran escala que abarcará los tribunales de todas las instancias. Si en el Tribunal Supremo entrarán los mismos jueces que durante muchos años formaban los esquemas de corrupción, aprobaban las decisiones políticamente motivadas, se guiaban por los intereses propios y toleraban corrupción, hay muchas dudas que la reforma resulte exitosa.

El equipo de Chesno. Filtra los tribunales entregó la información sobre los candidatos al Consejo Público de Lealtad y a la Comisión Superior Calificadora.

Compartir en redes sociales

Twitter