Kyiv
,

Paul Manafort en Ucrania: las pruebas de las manipulaciones financieras

Kyiv, el 21 de marzo de 2017.

El diputado ucraniano Sergiy Léshchenko presentó pruebas acerca de las operaciones financieras ilegales que se efectuaron en Ucrania, en las que participaba el ex consejero de Donald Trump, Paul Manafort. Esta información aumentó aún más la presencia de Manafort en los medios ucranianos. Ya hace una semana, en los medios de comunicación ucranianos, aparecieron noticias sobre la posible implicación de Manafort en la masacre de los activistas durante los acontecimientos del Maydán, en el invierno de 2014.

Blanqueo de dinero

Los desembolsos obtenidos por el lobbysta estadounidense de Viktor Yanukovych, Paul Manafort, tienen todas las señales del blanqueo de dinero y fraude. En particular, se trata de un monto de 750 mil de dólares. El dinero entró en una cuenta de Manafort del banco Akovia, en el estado Virginia, desde una empresa registrada en los paraíses fiscales en Belice. El destino del dinero figuraba como pago por la supuesta entrega de ordenadores. Así lo informó Sergiy Léshchenko en la rueda de prensa en Ukraine Crisis Media Center. “Manafort recibió el dinero desde la empresa Neocom Systems Limited registrada en paraísos fiscales y abierta en Kirguistán, en la ciudad Biskek. El dinero no era un pago por una consulta política concedida por Manafort. Las partes firmaron un contrato que tiene aspecto de ser ficticio para blanquear el dinero y para falsificar los pagos, simulando deberse a la compra de 501 ordenadores”, afirmó Léshchenko.

La suma de 750 mil de dólares coincide con la suma y la fecha escritos en los documentos de la “economía gris” del Partido de las Regiones, revelado en el mayo pasado. La firma de Paul Manafort en el contrato coincide con la firma del estadounidense en los documentos del Ministerio de Justicia de los EE.UU.

El Maydán y Manafort               

El 15 de marzo, los medios de comunicación ucranianos publicaron la información sobre la posible implicación de Manafort en la masacre de activistas ucranianos durante los acontecimientos del Euromaydán. Previamente, un grupo de hackers crackeó y publicó la correspondencia de las hijas de Manafort. Durante una de las conversaciones de Andrea, hija de Manafort, ella expresó temor porque su padre pudiera estar implicado en la matanza de manifestantes del Maydán y decía que el dinero de su padre era “sangriento”.

Compartir en redes sociales

Twitter