Kyiv
,

Nada personal: lo que Yandex y los cantantes rusos tienen en común

Nada personal: lo que Yandex y los cantantes rusos tienen en común

Los ciudadanos respetables tratan a la prohibición de los recursos rusos de internet como censura, olvidando que ante todo es negocio.

UCMC publica la versión resumida del artículo de Krym.Realiyi.

La prohibición de Yandex y VKontakte es muy similar a la prohibición de entrar en el territorio de Ucrania para los artistas que apoyan la anexión rusa de Crimea.

Los mejores artistas del show biz ruso eran capaces de hacer conciertos en las cuatro ciudades más grandes de Ucrania. Dos veces al año. Járkiv, Odesa, Kyiv y Dnipró podrían ofrecer a los cantantes rusos ocho conciertos en total. Considerando que el honorario medio de un cantante del nivel más alto es alrededor de 15 mil dólares, la pérdida anual de la prohibición alcanza los 120 mil dólares. Multiplíquelo por tres, ya que usualmente Ucrania prohíbe la entrada por tres años —y llegamos a la suma de 360 mil dólares.

Esto es lo mucho que un artista de Rusia pierde debido a un concierto que dio en la Crimea anexada.

Las sanciones son instrumentales, actúan como un látigo. El incumplimiento de la ley ucraniana amenaza a una persona física o jurídica con una pérdida del mercado ucraniano. Su capacidad es suficientemente grande para que la persona que se retire de ella incurra en pérdidas financieras significativas. En este sentido, no hay diferencia entre una estrella del pop y una gran empresa de internet.

Medios de comunicación social, antivirus y motores de búsqueda: estas no son fundaciones benéficas, sino negocios. Las mismas empresas rusas que no difieren mucho de una fábrica o compañía aérea. Su objetivo es exactamente el mismo que cualquier otro jugador en el mercado: ganar dinero. El mercado ucraniano solía ser valioso para todas estas empresas en términos de su tamaño y capacidad de capital.

Cualquiera discusión sobre “la prohibición que afecta a los consumidores” no es diferente de las quejas sobre la ausencia de conexión de vuelos directos con la Federación de Rusia, ya que los vuelos directos con Rusia no fueron víctimas del voluntarismo ucraniano. Se hicieron imposibles porque las compañías aéreas rusas estaban violando el espacio aéreo de Ucrania volando al aeropuerto de Simferopol.

La prohibición de VKontakte, Yandex o Kaspersky Laboratorio no es sobre la prohibición de usar sus productos, sino sobre la reducción de su beneficio potencial. La gente moderna tiene muchas oportunidades de evitar el bloqueo, y la experiencia de nuestro país vecino Rusia, lo confirma. Sin embargo, nuevas sanciones hacen imposible el trabajo de determinadas entidades jurídicas rusas en el territorio de Ucrania.

Alguien puede decir que esta prohibición inflige daño colateral a Ucrania. Tal vez sí. Las aerolíneas rusas estaban utilizando compañías ucranianas para el servicio de sus aviones. Los cantantes rusos estaban reservando habitaciones en hoteles ucranianos y comiendo en restaurantes ucranianos. Esencialmente esto no cambia nada.

Cualquier defensa significa gastos. El ejército cuesta dinero, así como las armas, y si crees que la actividad de combate en la guerra moderna solo ocurre en la línea de frente, estás mal informado y tristemente equivocado.

De momento la gente habla mucho sobre las nuevas sanciones que harán que los usuarios ucranianos cambien su rutina habitual. Solo podemos ser felices por ellos. Cualquier guerra significa salir de la zona de confort, y si todo lo que tenía que sacrificar son productos digitales del país agresor, Ud. es una persona muy feliz. Muchas personas no tuvieron tanta suerte.

Pregunte a los desplazados internos.

Compartir en redes sociales

Twitter