Kyiv
,

¿Por qué al militar Markiv le acusan del homicidio del fotoperiodista italiano Rocchelli?

¿Por qué al militar Markiv le acusan del homicidio del fotoperiodista italiano Rocchelli?

Al militar ucraniano Vitaliy Markiv lo detuvieron el 30 de junio al intentar entrar en Italia como sospechoso del asesinato del fotoperiodista italiano Andrea Rocchelli. Rocchelli falleció en el Donbas cerca de Slovyansk en 2014. [Más detallas sobre el arresto de Markiv en los materiales del UCMC ]. La Fiscalia de la ciudad de Pavia, donde viven los padres de Rocchelli,  exige prisión incondicional para Markiv hasta que sea juzgado. La vista del caso tuvo lugar el 4 de julio durante la cual la causa en realidad no fue conocida. Markiv hizo uso de su derecho de no dirigirse al banquillo. Los medios de comunicación de masas informan que tales acciones se asocian con el cambio de abogado, ya que necesita tiempo para el estudio de la causa. Actualmente la fecha de la próxima vista del caso se desconoce.

El equipo de periodistas ucranianos del Servicio de Noticias Televisivo (TSN) que hace el seguimiento de este caso en directo recibió el documento que contiene todas las acusaciones de la Fiscalia y las ha publicado en ucraniano. En los materiales se habla de lo siguiente.

De que se acusan a Vitaliy Markiv

De acuerdo con los materiales de actas: “Emplazado en la ladera “Karachun” y actuando intencionadamente de forma criminal provocó la muerte del ciudadano italiano Andrea Rocchelli habiendo usado contra él (y contra todos los demás con quien  había realizado un reportaje fotográfico sobre el terreno) primeramente numerosos disparos con armas de fuego y después habiéndose escondido Rocchelli en un pequeño socavón para salvar su vida realizó 20 disparos de mortero hasta lograr dar en el blanco con precisión,  como resultado Andrea Rocchelli murió junto con su compañero de profesión Andriy Myronov. También fue malherido el periodista francés William Roguelon y otras dos personas de nacionalidad ucraniana a los cuales no se pudo identificar”.

También señalan que “en calidad de circunstancias agravantes se registran ensañamiento excepcional y el tipo de armas que se usaron para disparar a una persona indefensa (que se alejó y trató de esconderse en el regugio) y también el numero de disparos y el calibre de las armas”.

Quien presta testimonios contra el ucraniano

El primer testigo es el fotógrafo francés William Roguelon que personalmente vio el bombardeo y fue herido porque acompañaba a Andrea Rocchelli y Andriy Myronov – el disidente ruso que ayudaba al italiano, los dos fallecieron. También en los materiales del caso aparecen tres periodistas italianos (Marcello Fauci, Ilaria Morani, Francesca Volpi), que afirman que se comunicaban a menudo con Markiv por su actividad profesional ya que era casi único que sabía italiano.

Que testimonios servían como la base a la acusación

Entre todos los testigos solo Roguelon fue presente en la ubicación de la muerte de Rocchelli. Según sus palabras el bombardeo tuvo lugar en la ubicación donde el junto con Rocchelli y Myronov iban a hacer fotografías del tren destruido por los separatistas prorusos en el camino de Slovyansk a Kramatorsk. El fotógrafo afirma que oía los disparos desde la altitud que ocupaban los militares ucranianos.

En el anuncio sobre el arresto de Markiv se dice que una de las causas de la detención han sido los testimonios de periodistas italianos Ilaria Morani y Marcello Fauci. Por ejemplo saca una cita del artículo del periodista (se trata del material de Ilaria Morani para CorrieredellaSera que fue publicado el siguiente día después del incidente) :

«Habíamos podido obtener comunicación telefónica con el militar que en aquel momento estaba en la torre y coordinaba la defensa de la ciudad: “Aquí no estamos para bromas,  es un lugar estratégicamente importante para nosotros, no se pueden acercar”, respondió el militar.

“Habitualmente no disparamos contra ciudades y civiles pero cuando vemos algún movimiento preparamos el armamento pesado enseguida. Lo mismo ocurrió con el coche de dos periodistas y su traductor. Desde aquí podemos alcanzar al blanco desde una distancia de un kilometro y medio. Aquí no existe una línea clara de separación, no estamos en Libia. Por toda la ciudad se suceden los tiroteos y solo esperamos al “si” para el avance final”.»

TSN informa que los testimonios no están apoyados por los grabaciones de la conversación con el ucraniano. La acusación está apoyada solo por las palabras de los periodistas.

El abogado de Markiv

 Hromadske ha contactado con el nuevo abogado de Markiv Raffaelle Della Valle. Durante la conversación telefónica el abogado afirmó que las acusasiones contra Markiv se basan en los testimonios de dos periodistas italianos (Marcello Fauci, Ilaria Morani). “En realidad es muy poco. Los acontecimientos tuvieron lugar en condiciones de guerra y la situación era bastante difícil. No es tan fácil detectar al culpable porque no es simplemente el hombre que disparó y mató al otro. Hay que escuchar los testimonios de la parte ucraniana y entender que posiciones han tenido los militares ucranianos, quien y desde donde disparaba. Hay que investigar cuidadosamente y en próximas fechas vamos a contactar con el gobierno ucraniano ”. Según el abogado la defensa de Markiv va a cooperar con el Ministerio de Defensa de Ucrania.

Desacuerdo en los documentos

Durante toda la acusación el fiscal subrayó que Markiv no es militar ucraniano en activo a pesar de que esta información es incorrecta. Hromadske estableció  contactos con un militar del batallón Kylchitsky que pidió no dar a conocer su nombre. El ha contado que en aquel momento en el batallón Markiv era soldado raso. Y mucho más tarde se convirtió en el Capitán Adjunto de la Compañía. Para aquel momento el batallón Kulchitsky no era ilegal o de voluntarios y formaba parte de la  Guardia Nacional de Ucrania : “Formábamos parte de la Guardia Nacional y era el único batallón para aquel momento creado en base a la Guardia Nacional. Estabamos en reserva, teníamos certificados de fecha 03/14/2014 y estábamos en misión en la zona de Operación Antiterorista”, dice el militar.

El letrado de la acusación declara que a los periodistas les bombardearon con armas ligeras y luego con mortero. Pero la distancia máxima para disparo del fusil ametrallador Kaláshnikov es de 625 metros. La distancia entre Karachun y el lugar donde falleció Rocchelli es más de un kilometro y medio. Los militares, numerosos voluntarios y corresponsales militares aseguran que en el año 2014 no disparaban con armamento pesado. Las armas de mayor calibre que tenían los militares entonces eran lanzagranadas antitanques que también tienen una distancia de disparo mucho más pequeña.

Los testigos periodistas italianos afirman que Markiv era el Capitán de la unidad y podía ordenar el fuego. Pero según las palabras del compañero de servicio de Vitaliy Markiv Myroslav Gay el 24 de abril de 2014 en Karachun había cerca de 30 militares del batallón Kulchitsky. No había ningún capitán aquí y  en cada puesto había cinco o seis personas. La persona que les coordinaba no tenía ningún derecho de dar la orden de disparar y nadie lo hizo.

Compartir en redes sociales

Twitter
Etiquetas: