El sistema actual de educación en Ucrania

El sistema actual de educación en Ucrania

¿Cómo es la educación en Ucrania ahora?

Según UNDP: Education Index, el ranking de educación secundaria de la ONU del 2014, Ucrania ocupó el puesto n.ro 31 entre 187 países. El ranking muestra la calidad de la enseñanza secundaria que obtiene un alumno medio del país (según los estándares nacionales de educación). En general eso significa que la educación en Ucrania es accesible y cubre casi toda la población.

Demografía y geografía de la enseñanza secundaria

Al año 2017, el sistema de educación de Ucrania cuenta con 16,7 mil escuelas secundarias (de ellas solo una de cada cinco es privada) en las cuales estudian 3,8 millones de alumnos y trabajan 445 mil profesores (es decir, en una gran cantidad de escuelas estudian menos de 100 alumnos, por eso tales escuelas son económicamente ineficaces).

La economía de enseñanza

La peculiaridad de la financiación de la enseñanza en Ucrania es la dispersión de los centros de enseñanza y así se gasta mucho dinero en apoyo de infraestructura y no en el propio proceso de enseñanza. Por eso los gastos por un alumno y los salarios de los profesores son muy bajos incluso en comparación con los países de Europa central y meridional. Por un alumno el Estado anualmente gasta cerca de 10 mil grivnas (cerca de USD 380; en los EE.UU. son USD 11000 y en Rusia USD 3800). Si hablamos sobre vecinos, Hungría gasta anualmente por un alumno cerca de USD 4900; Letonia, Estonia, República Checa y Polonia cerca de USD 6500; Eslovenia cerca de USD 8400.

Los gastos de educación como porcentaje del PIB en Ucrania son muy altos en comparación con países desarrollados. La nueva ley los fija en el nivel del 7% del PIB (es más que en el 95% de los países en el mundo). Pero hay que mencionar que existe una gran parte de economía “subterránea” (el volumen de la cual según diferentes estimaciones se calcula hasta un 50%). Es decir, el volumen real del PIB ucraniano es mayor que el oficial. Por eso, la parte de los gastos en educación es un porcentaje mucho menor que el PIB real.

Por otro lado, una gran parte de los gastos en enseñanza secundaria salen desde el bolsillo de los padres del niño: son las “donaciones benéficas” no oficiales, dinero para “arreglos de aulas”, para “alimentación de los niños” en la escuela, etc.

Compartir en redes sociales

Twitter