“El mundo se desarrolla y no será tal como antes, pero la gente no quiere entenderlo, quiere quedarse en el mundo confortable del pasado soviético” – participantes de la exposición ‘Restablecimiento de memoria’ sobre los territorios temporalmente ocupados de Donbás

“El mundo se desarrolla y no será tal como antes, pero la gente no quiere entenderlo, quiere quedarse en el mundo confortable del pasado soviético” – participantes de la exposición ‘Restablecimiento de memoria’ sobre los territorios temporalmente ocupados de Donbás
el 02 de febrero de 2016.

Кyiv, 2 de febrero del 2016 – En dependencias del Fondo “Izolyatsia” (aislamiento) se inaugura la exposición “Restablecimiento de memoria”, que es un proyecto artístico, creado por los coordinadores de los desplazados desde Crimea y Donbás. “Hemos decidido organizar una exposición para tratar de reflexionar sobre el establecimiento de continuidad del proceso histórico, restablecer las relaciones con el territorio ocupado, archivos y reliquia familiares”, cuenta Ania Medvedeva, directora para comunicaciones del Fondo  “Izolyatsia” durante la rueda de prensa en Ukraine Crisis Media Center. “Decidimos que no fuera el proyecto personal de alguna persona, sino unir a todos los pintores de Donbás y Crimea que quierran participar, porque es un trauma común, y sería lógico que cada uno pueda expresar su opinión y su punto de vista”, destacó Andriy Dostlev, coordinador de la exposición.

Las dependencias de “Izolyatsia” no son casuales, es que el fondo a su tiempo también resultó desplazado y desterrado. En su edificio en Donetsk se encuentra actualmente un depósito de armas y provisiones de los mercenarios prorrusos y una cárcel.

El proyecto “Izolyatsia” de Andriy Dostlev, coordinador de la exposición, es “tomar historias y fotografías ajenas”. “Restablecí las fotos de mi archivo familiar tal como las recuerdo, de las fotos familiares  ajenas, compradas en los rastros. Las recorté, pegué y pinté para que estén parecidas a las fotos de mi album, – contó. – Este método es prácticamente la misma ocupación: “estoy ocupando” los recuerdos ajenos, historias ajenas, me mezclo insolentemente, los recorto y los pego. Es casi lo mismo que pasa con Donetsk, Lugansk y Crimea”.

La pintora tártara de Crimea Emine Ziatdinova presenta en la exposición el proyecto “Casa”. “Es el proyecto sobre mi familia: mi abuela, madre, sobre mí y los tártaros de Crimea. Es el proyecto de cómo la memoria colectiva  no coincide con la individual, y como la discusión pública en Crimea no coincide actualmente con la percepción personal de los acontecimientos en Crimea”, cuenta Emine Ziatdinova. Por ejempo, su abuela antes de la “perestroyka” aún no conocía sobre la deportación, la bisabuela decidió no decir la verdad  por razones de la seguridad. De tal manera, bajo la influencia de la escuela y la sociedad se reconoció “persona soviética”. Y solo al conocer la verdad, al regresar a Crimea, comenzó a reapreciarlo todo de nuevo. Para Emine, al revés, la verdad sobre la historia del propio pueblo se hizo parte de la identidad.

En el centro del proyecto de los pintores Krolikowski Art, Oleksandr y Oleksandra Krolikovski, hay cierta “reconstrucción de la reconstrucción”. Cuando comenzaron los desórdenes en el este de Ucrania los pintores no pudieron llevar de una vez sus arhivos, y regresaron a casa solo algún tiempo después. “Todos nuestros archivos, kilómetros de cintas, fueron destruidos. Entonces, en primavera,  cuando fue ocupada la Administación regional estatal de Donetsk, comenzamos a hacer fotos y reconstruir fotografías hechas en la infancia, juventud y más tarde. De este material hacemos actualmente la instalación”, contó Oleksandr Krolikovski. El proyecto es mucho más profundo que el simple intento de restablecer la memoria perdida: los pintores profundizan en la reflección sobre lo específico de la percepción de la cultura en Donbás, cómo influyó en la formación de la identidad de los habitantes de la región o ausencia de la identidad formada, y cómo podía influir en lo que precisamente en esta región las contradicciones existentes animadas con la propaganda, provocaron el conflicto armado. “La situción que observamos actualmente es no solo una crisis política. Es una crisis cultural, porque la relación a la cultura es lo que está formando la situación política y económica, – está seguro Oleksandr Krolikovski –  La gente en los territorios ocupados trata de conservar el pasado. El mundo se desarrolla, y no será tal como antes. Pero la gente no quiere entenderlo, quiere quedarse en el mundo confortable del pasado soviético”. Y en este pasado, destaca el pintor, la cultura fue más bien “distracción y no más”. La gente no entiende que actualmente la cultura es el promotor  principal de los cambios y la información es el valor más grande”, asegura Oleksandr Krolikovski.

La exposición estará abierta para los visitantes desde el 4 de febrero hasta el 4 de marzo en el territorio del fondo “Izolyatsia” en Kyiv.

 

 

Compartir en redes sociales

Twitter