Kyiv
,

La ausencia de una Corte Anticorrupción entorpece la lucha contra altos funcionarios corruptos

Kyiv, el 16 de febrero de 2017.

Los funcionarios y los representantes de la sociedad civil discutieron los instrumentos necesarios para el pleno funcionamiento de la reforma anticorrupción, las dificultades durante su implementación y la participación de los socios occidentales en el proceso de la selección de los jueces.

Durante dos años Ucrania ha sostenido una lucha activa contra los funcionarios corruptos. Para cumplir este objetivo se creo una serie de órganos anticorrupción (la Oficina Nacional Anticorrupción (NABU por sus siglas en ucraniano), la Agencia Nacional para la Prevención de la Corrupción, la Fiscalía Anticorrupción). A pesar de todos los esfuerzos el sistema anticorrupción de Ucrania no funciona en debida forma por la falta de la Corte Anticorrupción. De hecho, la mayoría de los pleitos investigados por la NABU y por la Fiscalía Anticorrupción muere en los tribunales. Los parlamentarios ucranianos ya presentaron un proyecto de Ley sobre la creación de la Corte Anticorrupción. Durante la selección de los jueces se involucrarán especialistas internacionales, lo que garantiza su transparencia. Así lo declararon los funcionarios y los representantes de la sociedad civil durante la discusión en Ukraine Crisis Media Center.

Sabotaje judicial

“La creación de la Corte Anticorrupción significará la aparición del primer tribunal verdadero en Ucrania. En los tribunales mueren incluso las investigaciones más importantes de la NABU y de la Fiscalía Anticorrupción. Los jueces tienen miedo y sabotean los hechos y evidencias. A los jueces se les prohibe conocer las causas contra los altos funcionarios corruptos. Por eso elaboramos nueva Ley que se convertirá en la Ley más importante en la esfera anticorrupción. Solo la Corte Anticorrupión debe conocer las causas iniciadas por la NABU y por la Fiscalía Anticorrupción. Hay que ajustar una norma para que los investigadores de la Corte tengan derecho a conceder licencias para intervenir teléfonos, arrestar, sentenciar y confiscar bienes”, señaló Yegor Sóbolyev, parlamentario ucraniano. “El 68% de los procesos aún no pasan la consideración previa. A propósito o no, el sistema archiva y frena conocimiento de las causas”, añadió Nazar Jolodnytskyi, jefe de la Fiscalía Anticorrupción y Adjunto Fiscal General de Ucrania. La misma situación reina no solo en la esfera anticorrupción, sino que es también una enfermedad común en todo el sistema judicial de Ucrania.

Las palancas de control durante la selección de los jueces

La reforma anticorrupción es una de las más importantes en Ucrania. Su implementación fue una demanda clave de los donantes internacionales y una necesidad para el desarrollo ulterior del sistema estatal ucraniano. Los EE.UU., Gran Bretaña, la UE y otros socios internacionales que conceden la asistencia técnica en la esfera anticorrupción a Ucrania delegarán a los representantes para que participen en la selección de los jueces. “Lo que sí necesitamos es legitimidad y transparencia durante la selección. Necesitamos filtrar el sistema existente a cargo de los especialistas con  experiencia internacional y recomendaciones por las instituciones internacionales”, explicó Andriy Slyusar, jefe del programa anticorrupción entre los altos funcionarios de Amnistia Internacional Ucrania. Una comisión calificadora del concurso se ocupará de la selección previa de los jueces. La comisión presentará los candidatos ante otra comisión – superior calificadora de jueces de Ucrania y el Consejo Supremo de Justicia. Un tercio de los cargos de la comisión de la selección lo ocuparán las personas confirmadas por los socios internacionales. Esta gente tendrá el derecho de veto. “Los que pagan por nuestros esfuerzos de anticorrupción deben tener cierta influencia en la aplicación de los fondos. De esa manera en la comisión permanecerán las personas que tengan el apoyo de los EE.UU., la UE, etc. Nadie será capaz de influir en la decisión de esta gente durante la elección”, mencionó Anastasiya Krasnosilska, especialista del Centro de Acciones Anticorrupción. También cree que para asegurar la independencia de la Corte Anticorrupción “no podemos volver a utilizar los esquemas antiguos”.

La experiencia occidental

Por otra parte, la fundación de la Corte no garantiza la imputación de los altos funcionarios corruptos. “En el año pasado el 53,6% de los funcionarios de la categoria inferior cargaron con la responsabilidad por corrupción. Eslovaquia ya tiene una Corte parecida. En 2016 solo un 3% de los condenados por corrupción causaron daño estatal por una suma de 5 mil euros. Tanto en Ucrania como en Eslovaquia los altos funcionarios corruptos aún logran evadir responsabilidades”, sentenció Oleksandr Yevseyev, especialista en reformas de los sistemas judicial y policial del Instituto Ucraniano de Futuro.

Compartir en redes sociales

Twitter
Más noticias por tema