Kyiv
,

10 mitos sobre el Ejército Insurgente Ucraniano. Mito 1: quién y por qué estigmatizó a los ucranianos como “los secuaces nazis”

10 mitos sobre el Ejército Insurgente Ucraniano. Mito 1: quién y por qué estigmatizó a los ucranianos como “los secuaces nazis”

Mito 1: El Ejército Insurgente Ucraniano (UPA por sus siglas en ucraniano) son “secuaces de Hitler” y no lucharon contra los nazis.

Cita que crea el mito: “Ningún documento puede probar que el UPA luchó contra los alemanes. Los alemanes suministraron armas a las unidades del UPA en 1942, 1943 y 1944 “, de Dmytro Tabachnyk, ministro ucraniano de Educación y Ciencia (2010-2014).

Segun este mito, se han hecho declaraciones tan absurdas como que el UPA fue creado por los nazis y que cooperaron estrechamente para emprender acciones punitivas contra los partidarios soviéticos, la población ucraniana, judía y polaca. No hay evidencia de la lucha anti-nazi del UPA. Pero en realidad, los hechos son los siguientes: La política de ocupación extremadamente brutales de los nazis forzaron al OUN (la Organización de los Nacionalistas Ucranianos por sus siglas en ucraniano) a través del Provid (el cuerpo de mando de la organización) a tomar las armas para defender a la población.

La primera sotnya (unidad militar) de la UPA se formó el 22 de enero de 1943. Y el 7 de febrero ya destruyó el edificio de la comandancia militar alemana en el pueblo Volodymyrets, región de Rivne. En la primavera de 1943, el UPA aumentó constantemente el grado de resistencia. Sus enfrentamientos más feroces con los alemanes ocurrieron cerca de Lutsk, Kovel, Jorojiv, Rivne, Krémenets, Kostopil, Sarny y Lánivtsi. Durante marzo de 1943, los insurgentes se apoderaron de los centros regionales cinco veces. Al final del primer mes de primavera, los funcionarios alemanes informaron al Reichskommissar Erich Koch que solo dos áreas en Volýn estaban libres de “pandillas”.

La administración alemana de ocupación, comenzó a emprender extensas operaciones con armamento y aviones. A finales de abril, los nazis trasladaron una división militar para luchar contra el UPA en los pueblos Berezné, Lyudvypil, Mizoch, Ostrog, Shumsk y Krémenets.

Las acciones nazis demostraron tener poco efecto. Mientras que en marzo las unidades del UPA atacaron los centros económicos alemanes solo 8 veces, en abril realizaron 57 ataques y 70 en mayo.

El 5 de junio de 1943 en Rivne el Comisario General de la región Volyn-Podillya Heinrich Schoene informó en una reunión celebrada al ministro del Reich para los Territorios Orientales Ocupados Alfred Rosenberg que “los nacionalistas ucranianos causan a su administración, más dificultades que las bandas bolcheviques”.

Más tarde el alto mando de los guerrillas soviéticas, también reconoció este hecho. El 4 de marzo de 1944, Petro Vershygora, comandante de las guerrillas, informó a la Sede del Movimiento de Guerrillas de Ucrania: “En Polonia no podemos cometer el mismo error que en Volýn, entregando el cargo del levantamiento popular contra los alemanes a manos de grupos anti nacionalistas”.

Las fuerzas nazis disponibles no consiguieron aplastar la resistencia. Por lo tanto, Erich von dem Bach, comandante de las fuerzas antiguerrillas en el este, encabezó la lucha contra el UPA en julio de 1943. Estaba al mando de la 8ª división de caballería SS Florian Geyer (10.000 soldados) y de 10 batallones de infantería mecanizada con artillería. La actividad del grupo la apoyaban 27 aviones en aire y 50 tanques y vehículos blindados en el suelo.

Sin embargo, las unidades del UPA hicieron maniobras y no dejaron al enemigo la oportunidad de destruirlos. En general, en julio los insurgentes atacaron las bases alemanas 295 veces, y sus centros económicos 119 veces.

A principios de agosto de 1943, von dem Bach fue enviado a otra zona. La presión alemana se debilitó y el UPA intensificó sus operaciones anti-alemanas: 391 asaltos a las unidades militares y 151 ataques a los centros económicos.

Al poco tiempo Hans-Adolf Prützmann, Jefe de SS y de la Policía de Ucrania, organizó un nuevo ataque contra el UPA. Este ataque duró del 23 de agosto al 9 de septiembre de 1943 en el sur de Volýn. Primero, los aviones bombardearon la aldea Antónivtsi donde se refugiaba el grupo Bogún. Luego los grupos nazis atacaron el campo del UPA en los bosques cerca de Krémenets. Los kurins (batallones) tuvieron que dividirse en pequeñas unidades y salir del cerco.

En el verano de 1943 el movimiento anti-nazi se extendió sobre Galitzia. El 18 de agosto las unidades de la Autodefensa Popular Ucraniana (el nombre original del UPA en Galitzia) atacaron una cantera alemana en Skole, región de Lviv. Los nacionalistas liberaron a 150 trabajadores forzados y mataron a los guardias de seguridad.

El otoño de 1943 comenzaron las batallas a gran escala entre los insurgentes y los nazis. El 3 de septiembre los soldados ucranianos atacaron un batallón alemán que viajaba por ferrocarril cerca del pueblo Dolyna. Las bajas alemanas totalizaron alrededor de 200 soldados.

El 25-29 de septiembre cien soldados de la sotnya Trembita rechazaron un ataque punitivo contra su campamento en el monte Stovba. Entre el 29 y el 30 de noviembre de 1943 hubo fuertes combates entre casi 2 mil soldados nazis y el kurin Kryvonis-II cerca del pueblo Nedilna. Los insurgentes sufrieron pérdidas considerables y se retiraron. La batalla resultó en la baja de casi todo el cuartel general y del jefe del kurin.

Prützmann emprendió la última gran acción contrainsurgente en Volýn en noviembre de 1943. El 2 de noviembre los aviones bombardearon el pueblo Stepán e hicieron retirarse al norte las unidades del grupo Zagrava. El 3 de noviembre los aviones alemanes bombardearon el pueblo Kolky, donde el UPA había fundado la República de Kolky. Cabe señalar que desde junio a principios de noviembre de 1943 los nazis no pudieron apoderarse de la República. Más tarde llevaron a cabo una operación punitiva matando a 600 civiles.

En octubre y noviembre de 1943 el UPA realizó 47 combates contra los ocupantes alemanes y los representantes de la autodefensa popular efectuó 125 ataques. Los nazis perdieron más de 1.500 soldados.

Los nazis no lograron eliminar completamente la resistencia del UPA. Para entonces, el Ejército soviético estaba reconquistando los territorios ocupados. Por lo tanto, los generales alemanes dejaron de emprender las acciones contra los insurgentes en Volýn. En Galitzia la confrontación duró hasta el final del verano de 1944. La Autodefensa Popular Ucraniana se reformó en el UPA-Oeste. En primavera de 1944 el UPA defendió las aldeas ucranianas contra el saqueo de los alemanes. En mayo el Ejército nazi derrotó a las sotnyas Galaydo y Siromantsi en la región de Lviv.

Del 31 de mayo al 6 de junio de 1944 las unidades de la 7ª División Blindada del Ejército alemán luchó contra el UPA en el pueblo Chornyi Lis. A mediados del verano, la confrontación en Galitzia alcanzó su punto máximo.

Los enfrentamientos más grandes del UPA-Oeste contra las tropas germano-húngaras tuvieron lugar alrededor del Monte Lopata en la frontera entre las regiones de Drogobych y Stanislav (ahora Ivano-Frankivsk). Estos acontecimientos también fueron detallados en los informes escritos de la clandestinidad polaca. Del 6 al 16 de julio de 1944 hubo fuertes combates, tanto los combate de artillería como los combates cuerpo a cuerpo. Los insurgentes ganaron bajo el mando de Vasyl Andrusyak. 50 soldados ucranianos fallecieron. Los invasores perdieron 200 soldados y se retiraron.

Bajo presión del Ejército Rojo los alemanes dejaron Ucrania. El UPA siguió haciendo la guerra y desarmando las unidades alemanas hasta principios de septiembre.

Hubo episodios en la historia del movimiento insurgente ucraniano en los que algunos comandantes trataron de negociar ilegalmente con el mando alemán ofreciendo “neutralidad a cambio de armas” o “comida a cambio de armas”. Además, se conocen varios casos en que los alemanes entregaron alrededor de 100 armas a los insurgentes en el contexto de algunos acuerdos. Sin embargo, el alto mando de las guerrillas ucranianas reprobaba los acuerdos así. En algunos casos hubo incluso severos castigos. En marzo de 1944 el tribunal del UPA sentenció a muerte a Porfyriy Antoniuk, primer iniciador de las negociaciones no autorizadas. En abril de 1944 a Mykola Oliynyk le esperó el mismo destino.

Sin embargo, los representantes de la OUN, Provid, negociaron con los funcionarios de ocupación alemanes. Los ocupantes querían que la OUN y el UPA dejan de luchar contra las unidades alemanas para que estos pudieran concentrarse en los combates contra el ejército soviético. Los miembros del OUN buscaron la liberación de los prisioneros de los campos de concentración (Stepán Bandera, Yaroslav Stetsko y muchos otros), así como la obtención de armas, que siempre les faltaron. Las reuniones entre los miembros de Provid y las autoridades alemanas tuvieron lugar en primavera y verano de 1944. Como resultado, los insurgentes recibieron unos cientos de armas. En otoño de 1944 los nazis liberaron a Bandera y a otros nacionalistas ucranianos, aunque permanecieron bajo la supervisión de la Gestapo.

En cambio, los insurgentes disminuyeron la intensidad de sus acciones anti-nazis (principalmente en Volýn), pero no los detuvieron. El mayor Müller, oficial del grupo de ejércitos “Sur” informó: “Mientras algunas bandas nacionalistas ucranianas siguen las órdenes del Ejército alemán, otros luchan ferozmente contra los soldados alemanes”.

Según los investigadores, los miembros del UPA mataron a 12 mil invasores alemanes y sus aliados. Mientras que las unidades ucranianas perdieron entre 10 y 12 mil personas durante el enfrentamiento armado con los ocupantes.

UCMC publica la versión resumida del artículo de Novoye vremya.

Compartir en redes sociales

Twitter