Kyiv
,

10 mitos sobre el Ejército Insurgente Ucraniano. Mito 3: Stepán Bandera y los nacionalistas ucranianos eran agentes de los servicios especiales nazis

10 mitos sobre el Ejército Insurgente Ucraniano. Mito 3: Stepán Bandera y los nacionalistas ucranianos eran agentes de los servicios especiales nazis

Por mucho tiempo, la propaganda soviética afirmaba que los líderes de los nacionalistas ucranianos Stepán Bandera, Román Shujevych y todos los miembros de la OUN (b) habían sido agentes de la Gestapo, SS, SD o Abwehr y cumplían órdenes de estos servicios. ¿Cuál era la realidad?

UCMC publica la versión resumida del artículo de Novoe Vremya.

El mito

Stepán Bandera, Román Shujevych y todos los miembros de OUN (b) (Organización de Nacionalistas Ucranianos, encabezada por Bandera) eran agentes de la Gestapo, SS, SD (agencia de inteligencia de las SS y del partido nazi) o Abwehr (organización de inteligencia militar). Los nacionalistas ucranianos cumplían las órdenes de estos servicios. El Ejército Insurgente Ucraniano (UPA) fue establecido por los servicios especiales del Tercer Reich y luchaba junto a los partidarios de Hitler.

Los hechos

El mito se origina en la incorrecta comprensión de los acontecimientos que se relacionan con el período de tiempo en que la OUN cooperó con la Alemania nazi desde los años 30 hasta principios de los 40. La OUN comenzó a cooperar con Alemania por razones geopolíticas, ya que Alemania era un oponente tradicional de Polonia.

En la década de 1920 la Organización Militar Ucraniana estaba en contacto con la inteligencia de la República democrática de Weimar (nombre de Alemania en el período entre 1918 y 1933). Cuando los nazis llegaron al poder, Alemania se convirtió en el país más grande del continente europeo (después de la URSS) y que estaba persiguiendo más activamente la idea de cambiar la situación geopolítica establecida por el Tratado de Versalles. Lo que coincidió con las intenciones de la OUN dado que los países ganadores de la Primera Guerra Mundial no encontraron lugar en el mapa europeo para la Ucrania independiente. Los nacionalistas ucranianos consideraban a Alemania como un aliado temporal.

Las relaciones entre la OUN y Alemania no fueron ideales. Después de la firma del Pacto de no agresión germano-polaco en 1934, el líder de la OUN, Yevguén Konovalets, se trasladó de Berlín a Suiza. El mismo año, Alemania entregó a Polonia el participante activo de la OUN Mykola Lebid que se escondía en el territorio alemán después del atentado contra la vida del ministro del Interior polaco Bronisław Pieracki. Por último, contrariamente a lo que esperaban los nacionalistas, Hitler aceptó la ocupación húngara de Zakarpattia (región en el oeste de Ucrania) y la ocupación soviética de Ucrania occidental, por lo que los periódicos ucranianos clandestinos (por ejemplo, Rozbudova natsii – Desarrollo de la nación) criticaron mucho a Alemania. Las relaciones de la OUN con Lituania, que fue también enemigo de Polonia, eran mucho mejores.

Sin embargo, Alemania siguía siendo el único país capaz de desafiar a Polonia y la URSS, por eso después de la división de la OUN (en la OUN (b) encabezado por Stepán Bandera y la OUN (m) encabezado por Andriy Melnyk) los nacionalistas ucranianos no rompieron su cooperación con Alemania.

La OUN (b) logró establecer el sistema de entrenamiento militar para los miembros de su organización, utilizando su contacto con Abwehr y con algunos generales que simpatizaban con el Movimiento de Resistencia de Ucrania. Los nacionalistas ucranianos pudieron recibir capacitación militar en la zona de ocupación alemana de Polonia junto con unidades de seguridad en fábricas, unidades de trabajadores y escuelas de policía a cambio de información de inteligencia que proporcionaban. Además, la organización estableció una red de cursos de formación militar no dependientes de los alemanes. Estos cursos fueron asistidos por todos sus miembros, incluyendo Stepán Bandera.

En febrero de 1941 Bandera llegó a un acuerdo verbal con el jefe de Abwehr almirante Wilhelm Canaris y el comandante de las fuerzas terrestres de Wermacht Walther von Brauchitsch en cuanto a la creación de la legión ucraniana. Como resultado crearon dos batallones de los miembros de la ONU – Nachtigall y Roland. Se había supuesto que los batallones debían ejercer operaciones de sabotaje y de reconocimiento. En cambio, cuando comenzó la guerra, las funciones de Nachtigall se limitaron a proporcionar seguridad en los objetos de infraestructura estratégica, mientras que Roland no participaba en las acciones de combate.

Además, del lado ucraniano a Nachtigall le encabezaba Román Shujevych. Cuando se formó su batallón, sus combatientes se negaron a jurar lealtad a Alemania y en su lugar juraron lealtad a Ucrania solamente.

En agosto de 1941 los nazis empezaron las represiones contra los nacionalistas ucranianos relacionadas con la decaración del Acto de Renovación del Estado Ucraniano. Además de las represiones, las acciones de los nacionalistas ucranianos llevaron a la reorganización de los batallones Roland y Nachtigall. Una parte de los soldados de los batallones entraron en el 201º batallón de policía que salvaguardaba las posiciones nazis y contrarrestaba a los guerrilleros soviéticos en Belarús entre marzo y diciembre de 1942. A diferencia de Nachtigall y Roland, los alemanes no acordaron las acciones del batallón 201º con la OUN (b). Los combatientes ucranianos alistaron en el batallón para evitar arresto.

El 1 de diciembre de 1942, los combatientes del batallón se negaron a continuar con su servicio. Entonces el mando nazi disolvió la unidad y arrestó a los oficiales. Shujevych fue arrestado, pero logró escapar. Al regresar a la OUN, Shujevych ocupó el cargo del responsable del entrenamiento militar de la OUN (b) y más tarde encabezó la organización.

No es necesario sobreestimar la importancia de la cooperación entre la OUN (b) y Abwehr. Como regla, Abwehr estaba reclutando a miembros de la OUN individualmente, mientras que el mando de la OUN lo utilizaba para poner misiones propias a sus agentes. La naturaleza de estos lazos era pragmática y temporal, cuando ambas partes solo perseguían sus propios beneficios sin implicaciones políticas. En abril de 1941, el jefe de la Gestapo, Heinrich Müller, dijo a su colega de SD Walter Schellenberg que “los líderes nacionalistas ucranianos se están moviendo hacia sus objetivos de manera incontrolada”.

Justo después de la ofensiva alemana en la URSS el 23 de junio de 1941, la OUN (b) envió a la Cancillería del Reich un memorándum, proponiendo resolución autónoma de la cuestión de Ucrania después de la disolución de la URSS. El documento decía: “Incluso si las tropas alemanas después de entrar en Ucrania serán seguramente saludadas como libertadoras, la situación cambiará pronto. Esto ocurrirá si Alemania llega a Ucrania sin el propósito de restaurar el estado de Ucrania y sin los lemas esperados”. Es decir, ya por aquel entonces los partidarios de Bandera preveían una posibilidad de la resistencia armada anti-alemana si Alemania tomara una posición hostil hacia la independencia de Ucrania.

Por lo tanto, a pesar de la cooperación militar con Alemania, la OUN (b) estaba persiguiendo su propia línea política de la que los nazis no tenían ni idea. Un buen ejemplo de tal comportamiento fue la decaración del Acto de Renovación del Estado Ucraniano del 30 de junio de 1941 en Lviv. Fue una sorpresa para los partidarios de Hitler, ya que una Ucrania independiente nunca había sido parte de los planes del Tercer Reich. El 5 de julio de 1941, los nazis detuvieron a Bandera. Cuatro días después, el 9 de julio, también arrestaron a Yaroslav Stetsko, presidente del Gobierno recien creado.

En julio-agosto los ocupantes presionaron a la OUN (b) para que cancelara el Acto del 30 de junio. Sin embargo, los ucranianos se negaron firmemente y fueron enviados a prisión en Berlín. Entre el 15 de septiembre de 1941 y el final del mismo año, las agencias punitivas alemanas arrestaron a unos 1.500 partidarios de Bandera. El 25 de noviembre de 1941, la policía de seguridad emitió una orden para detener y ejecutar a los activistas del “grupo Bandera” que “estaban a punto de organizar una rebelión en el Comisariado del Reich de Ucrania con el objetivo de establecer un estado ucraniano independiente”.

La formación militar obtenida en las filas del Ejército alemán, fué muy útil durante la lucha anti-alemana realizada por la OUN y el UPA en 1942-1944. Muchos veteranos de Nachtigall, Roland y del 201º batallón de la policía se convirtieron en parte del UPA como instructores o comandantes militares. Hay que mencionar que los integrantes del primer Estado Mayor del UPA, incluido el comandante Vasyl Ivajiv, el jefe de Estado Mayor Yulián Kovalsky y el ayudante del Estado Mayor Semén Snyatetsky, murieron en combate con los alemanes el 13 de mayo de 1943. Los dos últimos fueron oficiales de Nachtigall.

Es cuanto menos raro que los agentes y títeres de los servicios especiales, estén luchando contra sus líderes y patrocinadores. No es correcto decir que tanto el mando como los agentes de la OUN (b) cumplían las órdenes de los servicios especiales alemanes. La OUN tenía su propia lógica de lucha, cuyo objetivo final era un estado ucraniano independiente. Todos los esfuerzos, incluyendo la cooperación militar con los alemanes, se hicieron para lograr esta tarea. La OUN ocultaba estos planes de los nazis. Es por eso que el Acto de Renovación del Estado Ucraniano del 30 de junio de 1941 se convirtió en el momento de la verdad en las relaciones entre la OUN y Alemania.

Era obvio que los nazis alemanes y los nacionalistas ucranianos eran realmente enemigos.

Mito 1: quién y por qué estigmatizó a los ucranianos como “los secuaces nazis”

Mito 2: ¿eran los batallones Nachtigall, Roland y la División Galizien las escadrones de la muerte de las Waffen SS?

Compartir en redes sociales

Twitter