Kyiv
,

La Batalla de Ucrania: un análisis detallado de Chatham House sobre las reformas y fracasos en la construcción del nuevo estado

La Batalla de Ucrania: un análisis detallado de Chatham House sobre las reformas y fracasos en la construcción del nuevo estado

Chatham House, Instituto real de relaciones internacionales, preparó una investigación detallada de los avances de las reformas en Ucrania. Es la primera “revisión” completa de los cambios y transformaciones que tuvieron lugar en Ucrania tras la Revolución de Dignidad, que contiene no solo los éxitos sino también “puntos de dolor”. Además del análisis de los avances, la investigación contiene una lista de prioridades para Ucrania y Occidente: que es  dónde hay que concentrar los esfuerzos, en que cuestiones Ucrania necesita más  ayuda, como debe cambiarse la estrategia actual de occidente, etc.

Basándose en el texto, publicado por Evropeyska Pravda que hace el resumen de la investigación, UCMC publica la versión resumida del resumen del informe de Chatham House sobre los cambios en Ucrania. En la página web del Instituto está disponible el texto completo en inglés del documento.

* * * * *

En ese texto hemos enumerado todos los avances importantes de Ucrania desde los tiempos del Euromaydán. Durante cuatro años Ucrania está combatiendo por su existencia como  país independiente y viable.

A pesar de las pérdidas humanas y de la pérdida de terrenos, Ucrania resistió contra la agresión militar rusa. Firmó el Acuerdo de Asociación, acentuando su espíritu de país europeo y no como un satélite de Rusia o un territorio subordinado.

Durante los últimos cuatro años se realizaron reformas de mayor calado que durante los 22 años posteriores a la independencia. Pero al lado de los avances en ese informe están las esferas detalladamente analizadas en las que el poder no cumplió las expectativas de la población o no cumplía las obligaciones derivadas del Acuerdo de Asociación con la UE.

Desafíos claves de Ucrania

Seguridad y defensa

Desde el principio de la guerra contra Rusia y sus colaboradores-separatistas, Ucrania mostró una fuerza interna que pocos podrían predecir en 2014.

Occidente ayudaba a Kyiv en cuatro direcciones: diplomacia, sanciones contra Rusia, asistencia económica, apoyo a las reformas y cooperación en el sector de defensa. Y a pesar de que esos esfuerzos dieron sus frutos, en política y defensa se podrían haber alcanzado mucho más.

Pero ni la restricción de Ucrania ni el firme apoyo de los socios obligaron a Moscú a cambiar su mentalidad de que Ucrania es “la continuación” de Rusia y al mismo tiempo el arma en manos de occidente que ansía debilitar a Rusia. Es una ilusión creer que solamente mediante la diplomacia se podría obligar a Rusia a negarse a invadir a Ucrania y debilitar su intención de rebajar la influencia occidental. Los planes de Rusia cambiarán solo cuando la élite gobernante entienda que  continuar con la dirección actual ya no es posible.

Reformas. Eurointegración

La UE aumentó notablemente el volumen de su ayuda a Ucrania y actualmente participa casi en cada aspecto de las reformas.

Pero, el apoyo de la UE se materializa después de una gran cantidad de proyectos de ayuda técnica, cuya ineficacia ha sido demostrada tanto en Ucrania como en otros países en los que se han implementado. La UE tiene poderes sin precedentes para forzar reformas en Ucrania. Pero la UE actúa muy cautelosamente porque se arriesga a perder la confianza de los reformistas.

Además muchos representantes de la élite política ucraniana interpretan las reformas de manera bastante formal, solo creando la “visibilidad” de cambios y de realización del Acuerdo de la Asociación. En Ucrania no existen ni centros que ocupan de la adaptación de decisiones, ni buena coordinación.

Sin embargo, todas las reformas importantes fueron realizadas gracias a los que estaban en contra de su implementación: “coaliciones” momentáneas a las que se unieron políticos, funcionarios de gobierno, representantes de la sociedad civil, oficiales y expertos de la UE. Es mejor que nada, pero tal actividad no puede ser la base para cambios institucionales.

Reformas económicas

Entre todos los sectores que necesitan la reforma, la política económica de Ucrania es una de los más importantes. Los cambios que fueron logrados después del año 2014 no siempre fueron adecuados al alto nivel de las demandas revolucionarias, pero dieron esperanza. Ucrania comprobó que puede cambiar.

En 2016 la economía empezó a crecer, la tasa de inflación decreció. Las cuentas corrientes y el déficit presupuestario lograron situarse en un  estado aceptable. Fue elaborado un plan de implementación de la reforma fiscal y de reestructuración de las deudas.

El sector energético también se situó entre las reformas de prioridad. El gobierno subió el precio de las fuentes energéticas y así Naftogas eliminó déficit.

El sector bancario ha sufrido grandes cambios: casi la mitad de los bancos cerraron. El Banco Nacional de Ucrania fue reformado. Ahora esa institución puede introducir una política monetaria y cambiaria adecuada y supervisar el sector bancario.

El paso siguiente es el mejoramiento del entorno para los negocios, apoyo a inversiones que van a favorecer al crecimiento económico.

Sociedad civil

La sociedad civil ucraniana tiene razones para enorgullecerse de sus logros tras el Euromaydán. Los esfuerzos bien coordinados en el nivel nacional, presencia de reformadores en el gobierno, apoyo financiero del Este con condiciones severas de financiación y el vacío temporal de poder, creado tras el Euromaidán dejo a los ciudadanos activos participar en los cambios en Ucrania.

La integración fue una parte importante. Uno de los logros más significativos es la puesta en marcha y la institucionalización de ProZorro – el sistema de adquisición pública por vía electrónica que estableció un estándar nuevo de transparencia y de rendición de cuentas del estado. Pero ese dinamismo vive gracias a un grupo pequeño de  activistas y organizaciones profesionales no gubernamentales.

Faltan vías de comunicación que permitan a los ciudadanos explicar su visión del problema a organizaciones y luego transmitirla a las autoridades. Se tiene la impresión de que las organizaciones públicas están separadas de las comunidades locales por eso actúan en nombre de los ciudadanos en lugar de hacerlo junto a ellos.

Reformas anticorrupción

Durante últimos cuatro años Ucrania progresó en la reducción del nivel de corrupción. Pero es solo el principio de la larga lucha que debe resolver dos problemas principales.

Primeramente, la aceptación fatalista de la corrupción como algo endémico por parte de la sociedad, y segundo es la imposibilidad de establecer el imperio de la ley porque el poder y la propiedad está concentrada en los manos de un pequeño grupo de individuos. Esos problemas no son nuevos para Ucrania, pero su acumulación durante más de 25 años de “captura estatal” presenta un desafío extraordinario para los reformadores del país.

El logro de reforma más notable desde 2014 ha sido la eliminación de la compra de  gas de Rusia (anteriormente la mayor fuente de la corrupción en la economía) que ha reducido el espacio en el que pueden ocurrir las prácticas corruptas. Además, debido a la introducción de Prozorro, la actividad del sector estatal se ha vuelto más transparnte.

Un logro más en la lucha contra corrupción es la introducción de un nuevo sistema de declaración electrónica a través del cual los altos funcionarios deben declarar sus activos.

Fueron establecidas nuevas instituciones como la Oficina Nacional Anticorrupción de Ucrania y la Fiscalía Especializada Anticorrupción para investigar y procesar la corrupción de alto nivel, pero todavía tienen que justificar la efectividad de su trabajo que se obstaculiza por la falta de un sistema judicial confiable.

La reforma judicial es el talón de Aquiles de toda la actividad anticorrupción. Es evidente que el poder ucraniano actual tenga recelos sobre un poder judicial independiente y el estricto cumplimiento de las leyes.

Recomendaciones

La aceleración de la integración europea

La UE debe tener expectativas realistas de cuánto tiempo le tomará a Ucrania reformarse. La UE debe mantener una fuerte condicionalidad a largo plazo para estimular reformas reales, en lugar de parciales o cosméticas. Ucrania debe reconocer que la integración europea es imposible sin una transformación política y económica.

El Grupo de Apoyo de la UE para Ucrania ha sido una innovación exitosa en la política hacia Ucrania que cumple con las necesidades de peritaje. La UE debería confiar en este mecanismo adaptado y ágil al planificar la asistencia para Ucrania.

El apoyo de la UE debería alejarse de los proyectos clásicos y detallados de asistencia técnica que no son efectivos, a favor de proyectos adaptados, flexibles a largo plazo con una duración de al menos cinco años. La EU también debe considerar el uso de algunas de las herramientas implementadas con éxito en Rumania (y aprender las lecciones del fracaso en Bulgaria) para apoyar regla de derecho y reformas judiciales.

El apoyo de negocios ucranianos, sobre todo a los PYMES es necesario para que resistiera la tensión competitiva después del final del periodo de transición de Áreas de libre comercio profundas e integrales. La falta de tal apoyo es la parte más débil de la estrategia de la EU para Ucrania (espacialmente en el nivel regional) y se diferencia mucho del volumen de apoyo que proporciona a los países-candidatos a la adhesión a la UE.

Compartir en redes sociales

Twitter