El resumen semanal de la prensa ucraniana, del 23 al 29 de agosto del 2016

La situación en la zona del conflicto militar

La situación en el este de Ucrania sigue siendo tensa. Los militantes prorrusos utilizan el armamento pesado a lo largo de toda la línea fronteriza. Como resultado de los actos de guerra en el este de Ucrania fallecieron 4 militares de las Fuerzas Armadas de Ucrania, otros 35 resultaron heridos. En total, durante la semana, los mercenarios apoyados por Rusia bombardearon las posiciones ucranianas en 459 ocasiones.

Ucrania demanda la libertad de los 107 presos ucranianos secuestrados en las repúblicas autoproclamadas. La parte ucraniana afirma que está dispuesta a llegar al compromiso para lograr un acuerdo y la liberación de los presos.

Desde los principios del año 2016 fueron registrados 260 cruces ilegales de la frontera ucraniana desde el territorio de Rusia con trenes de carga y equipos militares rusos. Yevguén Marchuk, el representante de Ucrania en las negociaciones en Minsk, publicó esta información. En concreto, hablamos de 19 ocasiones en enero, 36 en febrero, 32 en marzo, 33 en abril, 41 en mayo, 25 en junio, 37 en julio y otros 37 en agosto.

La parte ucraniana informa sobre los bombardeos efectuados dentro de los barrios residenciales en Krasnogórivka (región de Donetsk) por parte de mercenarios apoyados por Rusia. Según Vadym Bakay, el representante de la parte ucraniana, el suceso tuvo lugar el día 28 de agosto por la noche. Los militantes prorrusos realizan los bombardeos desde el pueblo Staromyjáylivka, controlado por las fuerzas de los mismos, utilizando morteros de calibre de 82 mm y misiles de calibre de 122 mm. Como resultado, fueron dañados varios edificios (fotos).

Las demandas judiciales de Ucrania contra Rusia

 Las instituciones estatales ucranianas interpusieron 5 demandas contra Rusia al Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Entre éstas se encuentra la toma de control sobre Crimea, los acontecimientos en el este de Ucrania y cuantiosas violaciones de los derechos humanos. Entre tales infracciones podemos destacar el traslado ilegal de los niños huérfanos desde la región de Lugansk (ciudad ocupada Snizhne) a Rusia, al igual que el procedimiento que infringe los derechos de Mustafa Dzhemílev, el líder del pueblo de los tártaros de Crimea, y  su hijo Jayser Dzhemílev.

Por otra parte, los ucranianos, victimas de la ocupación de Donbás y de la anexión de Crimea, presentaron más de 2 mil demandas judiciales al Tribunal Europeo. Pavló Petrenko, el Ministro de Justicia, declara que Ucrania tiene preparada otra demanda internacional contra Rusia por el conflicto en Donbás y anexión de Crimea. Éste acto procesal será destinado a la Corte Internacional de Justicia de Haya.

Los derechos humanos: “una cárcel secreta de la SBU en Ucrania”, la muerte de un periodista y el procedimiento de Umerov

Los defensores de los derechos humanos de Amnesty International Rights Watch informaron sobre la liberación de 13 personas desde «la cárcel secreta» del Servicio de Seguridad de Ucrania en Járkiv y comunicaron los detalles de sus detenciones. Esta excarcelación es una reacción a un informe publicado a finales de julio llamado “No existes”.  Amnesty International publicó un articulo sobre ello en su página web. Se informa que 6 personas fueron liberadas el día 25 de julio, otras 7, entre ellos una mujer, el 2 de agosto. Según los datos aportados, a fecha de hoy permanecen al menos 5 personas más en esta «cárcel secreta».

El día 27 agosto, en Kyiv, la policía registró la muerte del periodista ruso Aleksandr Shchetinin, el cual se trasladó a Ucrania en el año 2005. Entonces, el fundador de la agencia “Nueva región” puso en marcha otra versión de su empresa, en este caso la ucraniana. En 2014 rompió cualquier tipo de relación con la agencia rusa. Shchetinin se postuló a sí mismo como un crítico de la política del Presidente de Rusia Vladimir Putin. Ese mismo año renunció la ciudadanía rusa y luego se incorporó a la Unión Nacional de Periodistas de Ucrania. En su nuevo país de residencia solicitó la nacionalidad ucraniana. El cuerpo sin vida fue encontrado por sus amigos en su propio piso; éstos vinieron a felicitarle por su cumpleaños. La Policía de Kyiv considera varias versiones de su muerte: suicidio o actividad profesional. Más tarde fue publicada la última nota del periodista que confirmó la primera versión. De acuerdo con ésta, Shchetinin tenía una depresión prolongada.

La organización internacional de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch demanda a las autoridades rusas la inmediata libertad de Ilmi Umerov desde el centro psiquiátrico de Simferópol por su estado de salud. “La detención forzada de Umerov en una institución psiquiátrica es una violación escandalosa de sus derechos. También es un intento vergonzoso el utilizar la psiquiatría para hacerle callar y denigrar su reputación. Se sabe que una práctica parecida fue utilizada en la URSS con los disidentes. Las autoridades rusas deben parar la persecución por las personas desconformes con las acciones rusas en Crimea”, acentuó Tanya Cooper, la especialista de Human Rights Watch.

En Moscú, el Tribunal prolongó la detención domiciliaria de Natalia Shárina, la directora de la Biblioteca de Literatura Ucraniana. El juez aceptó el argumento de la investigación sobre la supuesta huida o la posible dificultad que podría ocasionar Sharina a la investigación estando en libertad”. Natalia está detenida desde el octubre del 2015 y acusada de violar la legislación rusa, aportándole los artículos correspondientes a la incitación al odio y enemistad, asimismo, la malversación de fondos.

Compartir en redes sociales

Twitter