Kyiv
,

Ucrania necesita desesperadamente una planta de reciclaje de baterías

Kyiv, el 10 de octubre de 2017.

Los depósitos para recolección de baterías usadas han rebasado su capacidad. La gente se da cuenta de la importancia del correcto reciclaje de pilas pero en Ucrania no existen las plantas para este reciclaje. Los activistas proponen la solución del problema.

“¡Baterías, rendíos!”

En el marco del proyecto “¡Baterías, rendíos!” acumularon más de 40 toneladas de baterías y el volumen de baterías que la gente entrega al reciclaje aumentó en varias veces. Los depósitos del proyecto ya están rebosados pero es imposible reciclar las pilas en Ucrania. Solo hay plantas de reciclaje en el extranjero y ese proceso es bastante caro. La solución que proponen los activistas es construir en Ucrania una planta para el reciclaje de baterías e incluir el precio de reciclaje en el precio de pila. Para construir la planta, el proyecto juntó dos compañías, que son los importadores de baterías y una red comercial.

En que consiste el problema y la influencia del proceso de descomposición de baterías en el medioambiente

“El problema es bastante crítico porque las baterías contienen metales pesados que después de la descomposición de las pilas caen no solo al medioambiente sino también a los productos de alimentación. Eso puede dañar al sistema nervioso y causar enfermedades oncológicas… Además esos materiales pueden ser útiles en la fabricación”, acentuó Liubov Kolosovska.

“En Ucrania anualmente se usa 4-5 baterías per cápita. Así se puede analizar la cantidad de baterías que se importa y se usa en el país. En realidad, en los cofres para baterías no vemos acumuladores ni de teléfonos móviles ni de portátiles. Pero también se importan al país y necesitan reciclaje”, dijo Andriy Zabaranskyi, director comercial de “Enerlite”, sociedad de responsabilidad limitada (Marca comercial “VARTA”).

 El precio

Para realizar un estudio de viabilidad técnica y económica para la construcción de la planta, los organizadores necesitan 460 mil grivnas (aprox. 14,578 euros). Los importadores de baterías habían financiado una parte de esa suma. Al mismo tiempo en la página web del proyecto “¡Baterías rendíos!” empezó la campaña para reunir los fondos. La construcción de la planta, según la experiencia de los países europeos, cuesta cerca de 15 millones euros. La cuestión financiera se puede resolver al incluir el precio del reciclaje en el precio de batería nueva como lo hacen en Europa, contó Liubov Kolosovska. En caso de que ese sistema entre en vigor, el precio de una batería aumentará en 0,3-1 grivnas, dependiendo de la cantidad de importadores que participan en la iniciativa. Ahora a esta iniciativa solo se han unido algunas compañías. “Hacemos un llamado tanto a todos los importadores directos, como a los que venden las baterías en las tiendas, a unirse a la iniciativa. Espero que al poco tiempo cuando vean que el proyecto funciona y otras compañías y la sociedad civil unan a el, sean más los que quieran participar”, añadió Kateryna Vermeyeva, PR directora de “DTS Ucrania”, sociedad de responsabilidad limitada (red comercial Watsons).

Compartir en redes sociales

Twitter