Kyiv
,

Casi el 60% de las pymes ven el Estado como una limitación y una barrera

Casi el 60% de las pymes ven el Estado como una limitación y una barrera

El Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo pronostica el crecimiento de la economía ucraniana en el 2% en 2017. Durante los tres años anteriores, el Gobierno ucraniano estableció varias reformas para facilitar la actividad empresarial:  desregulación, reducción de las inspecciones,  simplificación del registro de la empresa antes de informar. ¿Pero sienten los negocios realmente estos cambios y están estimulando su desarrollo?

UCMC publica la versión resumida del artículo de ZN.UA.

El Estado crea barreras

Más de la mitad (58%) de los representantes de las pymes en Ucrania considera que el Estado es un obstáculo y una restricción para sus actividades, mientras que otro el 28% lo considera como un enemigo. Sólo el 14% lo ve como un socio. La mayoría de los empresarios (89%) esperan apoyo directo o indirecto del Estado. Los datos correspondientes se proporcionan en el nuevo informe analítico de USAID “Annual Business Climate Assessment”.

Al mismo tiempo, la mayoría de los empresarios confían más  en los organismos autónomos locales (62%) que en los organismos del Gobierno central (Gobierno – el 30%, presidente – el 25%, parlamento – el 22%). Esto demuestra las altas expectativas de la reforma de la descentralización.

Problemas para las empresas: demanda insuficiente, fiscalidad, entorno normativo

En 2016 el problema principal para las empresas fue la falta de una demanda insuficiente por parte de los consumidores finales y socios comerciales. “La falta de demanda es mucho más problemática para las pymes que las tasas impositivas, las complejidades administrativas y la inestabilidad política. Junto con el bajo poder adquisitivo de la población, estas son las principales causas por las que la mitad de las pymes encuestadas no planean expandir su negocio en los próximos dos años”, señala Yuliya Samayeva, periodista económica.

El problema de impuestos es el siguiente más importante. Las altas tasas de impuestos impiden el crecimiento según el 35% de los encuestados,  un 4% más que en 2015.

El siguiente obstáculo más común para el desarrollo fue el entorno regulatorio. Esto incluye cambios frecuentes en la legislación económica y presión reguladora. Aproximadamente una cuarta parte de las empresas encuestadas se enfrentan a estos problemas (el 30% de las personas jurídicas, el 20% de las personas físicas). El impacto negativo de ambos obstáculos aumenta con el tamaño de las empresas.

En comparación con 2015 y 2016, la proporción de las pymes controladas por, al menos, un organismo aumentó del 51% al 68%. Asimismo, el número de empresas y empresarios cuyos chequeos resultaron en el pago de multas también aumentó a un 60,7% de un 34,7%. Dada la frecuencia, la más onerosa para los empresarios sigue siendo la inspección realizada por la Agencia Tributaria.

En general, el informe informa de la fatiga del negocio de los cambios constantes. Por un lado, uno de cada cuarto empresarios citó a cambios frecuentes en la legislación como un obstáculo para el desarrollo, por otra parte – más de la mitad de los encuestados quieren ver entre las reformas esperadas una moratoria de tres años sobre el cambio de leyes relacionadas con la actividad económica.

Más del 70% de los directivos de las pymes no percibieron ninguna influencia de las medidas de desregulación llevadas a cabo en 2016. Además, otro el 17% de los encuestados reportó un deterioro en las condiciones de negocio.

Según el campo de actividad, entre el 40% y 77,2% de los empresarios entrevistado informan que el paso de los procedimientos regulatorios crea ciertos problemas para sus actividades y crecimiento de negocio. Sin embargo, la perspectiva del negocio se cambia en relación a su tamaño.

Evaluación de la situación financiera y económica del país

Los emprendedores individuales evalúan la situación financiera y económica peor que las empresas que son entidades legales. Y cuanto más grandes sean las entidades jurídicas, mejor será su evaluación de la situación financiera y económica actual y más optimistas evaluarán el entorno empresarial actual.

Los planes más ambiciosos para ampliar las operaciones son para las pymes. Así, el 59% de las pequeñas y 50% de las medianas empresas expresaron su intención de ampliar sus actividades en los próximos dos años.

Optimismo inagotable

A pesar de todos los obstáculos, los empresarios ucranianos miran hacia el futuro con optimismo:  en 2016 se mejoraron los indicadores de todos los componentes del Índice de Clima de Negocios, excepto la planificación a largo plazo.

De acuerdo con los resultados de la investigación, el sector de las pymes crecerá siempre que las reformas orientadas al desarrollo de negocios sean constantes y efectivas.

Compartir en redes sociales

Twitter