Kyiv
,

10 mitos sobre el Ejército Insurgente Ucraniano. Mito 2: ¿eran los batallones Nachtigall, Roland y la División Galizien las escadrones de la muerte de las Waffen SS?

10 mitos sobre el Ejército Insurgente Ucraniano. Mito 2: ¿eran los batallones Nachtigall, Roland y la División Galizien las escadrones de la muerte de las Waffen SS?

Los batallones Nachtigall y Roland no formaban parte de la estructura de las SS, sus miembros no tenían los rangos militares de las SS y generalmente cumplían funciones de apoyo. La división Galizien se utilizó principalmente como una unidad de combate. Entonces, ¿por qué se llaman a las unidades escuadrones de la muerte?

UCMC publica la versión resumida del artículo de Novoe Vremya.

El mito

Durante la Segunda Guerra Mundial los nazis crearon los batallones Nachtigall y Roland, así como la división Galizien, las unidades estaban compuestas por nacionalistas ucranianos. Estas unidades fueron formadas por los colaboradores nazis, eran parte de la estructura SS y subordinada a su mando, sus miembros pertenecían a las filas de las SS. Los nazis formaron Nachtigall, Roland y Galizien para matar a civiles en los territorios ocupados.

Los hechos

El mito se formó en la época soviética. Según este, durante la Segunda Guerra Mundial todos los participantes del movimiento de resistencia nacional ucraniano fueron los traidores de su patria y marionetas en servicio de los nazis, deseosos de cumplir todas las órdenes de sus “maestros”. Los nazis les confiaron solo el trabajo más “sucio”: matar a civiles desarmados.

Los autores de estas noticias “sensacionalistas”, a menudo tienen poca comprensión de la diferencia entre las unidades militares activas en el territorio de Ucrania en los tiempos de la Segunda Guerra Mundial.

Los batallones Nachtigall y Roland nunca han sido unidades de las SS. Su creación fue iniciada por la OUN (Organización de Nacionalistas Ucranianos) en cooperación con los oficiales del Wehrmacht (Fuerzas Armadas alemanes durante la Segunda Guerra Mundial), en particular con los de la organización de inteligencia militar Abwehr.

Sin embargo, cada uno de los fundadores del batallón seguía su propio objetivo. Para la OUN, los dos batallones serían la base para crear el futuro ejército ucraniano. A principios de 1941, el mando de la OUN era consciente de la inminente guerra entre Alemania y la URSS. Se esperaba que al estallar la guerra consiguieran organizar una sublevación con el fin de establecer un estado ucraniano independiente.

Para llevar a cabo el plan y luego defender sus territorios, la ONU necesitaba armas y mucha gente con experiencia militar. Sin embargo, en la situación en la que la OUN se encontró después de la anexión de Ucrania occidental por la Unión Soviética, sus miembros podrían haber sido entrenados solamente en las filas del ejército alemán. Los estados de Europa Occidental no consideraron a la OUN como un organismo independiente y no le apoyaron. Por otra parte, hacer negociaciones con el principal enemigo – la URSS – era inaceptable para la OUN.

Tras pactar con el mando de la Abwehr, los representantes de la OUN insistieron en la formación de las unidades especiales en las que los miembros de la organización debían ser entrenados para luego entrar en las filas del ejército ucraniano.

Sin embargo, el mando alemán tenía planes diferentes. El comandante de la Abwehr vio al Nachtigall y al Roland como batallones de sabotaje y reconocimiento para organizar operaciones contra las unidades militares soviéticas, así como para asegurar el movimiento de las tropas alemanas, desarmar los restos de las tropas del Ejército Rojo y escoltar los traslados de prisioneros y munición.

Las tareas que determinaban los oficiales de Abwehr y la OUN eran muy diferentes a las tareas que las unidades de las SS debían cumplir en los territorios ocupados.

Los soldados y parte del mando del batallón eran ucranianos. Tenían rangos militares, no de las SS. Mientras que sus comandantes alemanes eran también del Wehrmacht. Los batallones no estaban subordinados al comando de las SS.

A pesar de los planes de la OUN, la participación en acciones de combate por ambos batallones fue limitada. En el verano de 1941 Roland fue dirigido a Moldavia y la región Odesa donde esperaban órdenes posteriores. Más tarde el mando alemán trasladó los batallones a Austria.

El batallón Nachtigall tomó parte en la toma de Lviv como parte del ejército alemán y luego se desplazó más lejos, hacia la ciudad Vinnytsia. En agosto de 1941 el mando les volvió a retirar del frente. El 16 de septiembre ambos batallones fueron desarticulados.

La historia del batallón Galizien fue completamente diferente. Fue fundado dos años después que los batallones Nachtigall y Roland, en la primavera de 1943, en el este de la región de los Cárpatos de Galicia.

Hasta abril de 1945 el nombre oficial de la división era la 14ª División Waffen Grenadier de la SS (1ª de Galitzia) y tenía la abreviatura “SS”. Asi que desde sus inicios, la división era una unidad únicamente militar. Es por eso que no formaba parte de la SS general (Allgemeine SS) sino del ejército SS (Waffen-SS). Hubo más de 40 divisiones, la mitad de ellas compuestas en su mayoría por población de los territorios ocupados y de los estados aliados de Alemania (incluidos croatas, letones, estonios, húngaros, franceses, etc.). La división Galizien se formó para tomar parte en acciones de combate en el frente junto al Wehrmacht.

Sus soldados y parte de los oficiales eran los ucranianos, la mayoría residentes en Galitzia. Hasta 1945 los puestos de mando en la división, los ocupaban en su mayoría alemanes, sin embargo hubo algunos ucranianos.

Los ucranianos se alistaron en la división guiados por varios motivos. Parte de ellos entró en las filas de la división para obtener experiencia militar y armas, para unirse posteriormente al Ejécito Insurgente Ucraniano, que para entonces no era capaz de proporcionar ni entrenamiento, ni armas para tal número de combatientes. Otros esperaban que la división sirviera como la base para formar las unidades militares ucranianas que lucharían contra la URSS, incluso del lado alemán. Los ucranianos también se alistaron en la división para evitar su exilio forzado a los campamentos laborales alemanes o no permanecer en el territorio en el que las tropas soviéticas vendrían pronto. Todo esto aparte de los combatientes de la división que fueron movilizados forzosamente.

[En 1940 la OUN se dividió en dos partes: la OUN (B) encabezada por Stepán Bandera y la OUN (M) encabezada por Andriy Melnyk]. Oficialmente la OUN (B) estaba en contra de la formación de la división e incluso estaba haciendo un llamado a los ucranianos para no alistarse en la división Galizien. Aún así, varios miembros de la organización se convirtieron en parte de la división. En cambio, la OUN (M) instó a los jóvenes a alistarse en la división, considerando la unidad una oportunidad para la lucha armada contra la URSS.

La división participó en combates contra el Ejército Rojo durante su avance. En verano de 1944, la división fue desplegada cerca del pueblo Brody, región de Lviv. La división fue rodeada en combate y sufrió cuantiosas pérdidas. De los 11 mil combatientes, sólo unos tres mil salieron del cerco. Cerca de 1.500 de ellos, encabezados por el general Freitag, retrocedieron hacia Transcarpatia. El resto fue asesinado o capturado por las tropas soviéticas, o se unió al Ejército Insurgente Ucraniano. Las pérdidas de la división ascendieron al 70% del cuerpo militar.

Al reponer las bajas, la división fue enviada a Eslovaquia donde luchó contra guerrilleros eslovacos. En enero de 1945 fue reasignada a Yugoslavia para luchar contra los comunistas.

Hay un mito que dice que la división Galizien participó en la operación para eliminar el levantamiento de Varsovia en agosto – septiembre de 1944. Pero este mito no tiene nada que ver con la realidad.

En abril de 1945, la división estaba luchando en el frente cerca del castillo Schloss Gleichenberg en Austria. A finales de abril, fue excluido de la estructura de las tropas Waffen-SS y renombrada en la 1ª división ucraniana.

Después de la rendición alemana los combatientes de la división fueron retenidos en las zonas británicas y americanas de la ocupación. Después de 1948 se exiliaron en varios destinos, como a los EE.UU., Canadá, Australia, Argentina, entre otros países. En 1985 se creó la llamada Comisión Deschênes para investigar los hechos de la posible presencia de criminales de guerra en Canadá, incluidos los que vinieron de Ucrania y los Estados bálticos. La Comisión estudió el material de los archivos e interrogó a testigos en Canadá y Europa Occidental para luego elaborar un informe. Según el informe, ninguno de los emigrantes, ex participantes de la división Galizien, fue culpable de haber cometido crímenes de guerra durante la Segunda Guerra Mundial.

Mito 1: quién y por qué estigmatizó a los ucranianos como “los secuaces nazis”

Compartir en redes sociales

Twitter