Kyiv
,

Partido interrumpido: la historia de un futbolista joven ucraniano fusilado por militantes

Partido interrumpido: la historia de un futbolista joven ucraniano fusilado por militantes

La televisión estatal rusa nunca hablará de Stepán Chubenko. Pero incluso a pesar de esto, su historia se parece demasiado a la propaganda, fake o mentira. No quieres creerlo, y al leerlo por primera vez desesperadamente quieres olvidarlo. Sin embargo, su veracidad llega hasta los huesos. Las lágrimas de dolor de su madre, flores en el ataúd y memoria eterna que vive en los corazones de sus conocidos.

2014

El 23 de julio de 2014, Stepán Chubenko, de 16 años, regresaba de Kyiv a su casa en Kramatorsk. Había comprado un billete y no iba a perder su tren. Incluso a pesar de la guerra, hombres armados con claro acento ruso en los puestos de control y la incertidumbre que le esperaba allí. Porque no podía actuar de otra manera. Esto fue lo que le hizo participar en las manifestaciones en apoyo de la integridad territorial de Ucrania en Kramatorsk; lo guió cuando, ignorando bombardeos y peligro, ayudaba a las personas mayores a bajar a un refugio situado en el sótano de una casa vecina. Y luego regresó, trayéndoles agua.

En abril, después del inicio de la ocupación, la madre de Stepan lo llevó a Rusia, pero un mes más tarde regresó, declarando que no quería esconderse “como una rata” mientras el país estaba pasando por tiempos difíciles.

Finalmente, por su cuenta y riesgo, Stepán quitó una bandera de la autoproclamada República Popular de Donetsk de un asta en la plaza central en el Kramatorsk ocupado. Luego visitó a su amigo en Kyiv, pero la visita no duró mucho. Tuvo que regresar a Kramatorsk – a su casa, familia y al equipo de fútbol. Stepan era un portero de la cantera del Avangard, Kramatorsk.

Dos semanas antes de esos acontecimientos, el 6 de julio, las tropas ucranianas habían liberado la ciudad, pero todavía no se había establecido una conexión ferroviaria directa entre Kyiv y Kramatorsk. Así que Stepán iba en tren a Donetsk. Fue allí donde el chico cayó en manos de los militantes del batallón Kerch debido a una cinta azul y amarilla en su mochila.

El 28 de julio, los militantes fusilaron al adolescente. Los padres de Stepán no encontraron su cuerpo torturado hasta principios de octubre.

Stepán fue enterrado en su Kramatorsk natal en noviembre de 2014. Este fue uno de los raros casos en que la mayoría de gente en funerales eran jóvenes, y el ataúd estuvo todo cubierto de flores.

2015-2016

El 24 de julio de 2015 y 2016, en Kramatorsk organizaron los torneo juveniles anuales de fútbol en memoria de Stepán Chubenko. “Nosotros, los padres de Styopa, queremos expresar nuestro agradecimiento al movimiento ultras Kramatorka , porque hicieron una pancarta con la foto de nuestro hijo, y ahora la gente sabe de nuestro hijo en todas las ciudades donde juega el Avangard. Toda la gente contribuyó de su propio bolsillo para encargar la copa, ya por dos años. Apreciamos la ayuda de todos los involucrados en la conmemoración de nuestro hijo […] Gracias a todo el público. Sé que algunos de ustedes vinieron de Slovyansk, Druzhkivka y Kostyantynivka. Creo que el juego no les ha decepcionado. Gracias de nuevo a todos por recordar a nuestro hijo”, dijo la madre de Stepán.

En víspera del segundo torneo, Stepán fue honrado con el premio de los voluntarios “Héroe del Pueblo de Ucrania”.

2017

Como una piedra caída del cielo apareció una noticia sobre la detención de Vadym Pogodin, el comandante del grupo armado ilegal Kerch. La policía de la Crimea ilegalmente anexada arrestó a Pogodin el 20 de junio en Yalta. Le buscaba la policía local de Kramatorsk y la nacional de Ucrania, acusando de asesinatos y secuestros, pero le detuvo la policía rusa. Stepán Chubenko, de 16 años, también fue asesinado por los militantes de Pogodin.

Además, según los medios de comunicación, actualmente Pogodin se encuentra en una institución penitenciaria de Simferopol. Las autoproclamadas autoridades de Crimea van a extraditar Pogodin a Ucrania, según una solicitud ucraniana hacia Interpol y los acuerdos entre Rusia y la policía internacional.

 ***

Después del 6 de julio de 2014, la guerra no volvió a Kramatorsk. Stepán Chubenko estaría contento con este hecho como todos los ucranianos de buen juicio. Podría pasear por la ciudad con su mochila y la cinta azul y amarilla sobre ella. Lo único que dejó después de su muerte es el recuerdo.

Actualmente, en vísperas del tercer torneo anual en memoria de Stepán Chubenko, hay esperanza de que su torturador y asesino tenga un justo castigo.

Compartir en redes sociales

Twitter