Kyiv
,

Lo que hay que saber sobre la reforma de educación en Ucrania

Lo que hay que saber sobre la reforma de educación en Ucrania

El 5 de septiembre de 2017 la Verjovna Rada (parlamento) aprobó la nueva ley de educación con 255 votos a favor (y solo 20 diputados estuvieron en contra). El 19 de septiembre el presidente de la Verjovna Rada firmó la Ley y la sometió a la firma del presidente. A pesar de la violenta reacción internacional contra los cambios en la enseñanza de las lenguas de minorías nacionales. El 25 de septiembre el presidente había firmado la ley y el 28 de septiembre la ley entró en vigor.

La ley de educación anterior desde hacía mucho que no era actual, al igual que el sistema de educación soviético en general. No tomó en cuenta una serie de pactos y acuerdos nacionales, ratificados por la Verjovna Rada, en particular el derecho de los padres a elegir la forma de educación, garantizar la accesibilidad territorial de la educación y los derechos de los niños con discapacidades. Se agudizaron los problemas de honestidad académica  en la educación: son más los casos de plagio, falsificación de los resultados de la actividad educativa y científica, corrupción, etc. Cada vez más los alumnos se quejan por calificaciones subjetivas en sus resultados por parte de los profesores. Bastante frecuente es que estas quejas sean confirmadas por datos externos, en particular por comparar las evaluaciones escolares con una evaluación independiente externa de las mismas asignaturas.

La aprobación de la nueva ley abre las posibilidades para una reforma futura de la esfera de la educación y la aprobación de leyes sobre la enseñanza secundaria y superior. Los elaboradores del programa renovado acentúan que se han guiado por recomendaciones europeas, confirmadas por el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE sobre las competencias principales que son necesarias para la educación durante la vida.

¿Qué va a cambiar en la educación ucraniana?

¿Cómo es la educación en Ucrania ahora?

Según UNDP: Education Index, el ranking de educación secundaria de la ONU del 2014, Ucrania ocupó el puesto n.ro 31 entre 187 países. El ranking muestra la calidad de la enseñanza secundaria que obtiene un alumno medio del país (según los estándares nacionales de educación). En general eso significa que la educación en Ucrania es accesible y cubre casi toda la población.

Demografía y geografía de la enseñanza secundaria

Al año 2017, el sistema de educación de Ucrania cuenta con 16,7 mil escuelas secundarias (de ellas solo una de cada cinco es privada) en las cuales estudian 3,8 millones de alumnos y trabajan 445 mil profesores (es decir, en una gran cantidad de escuelas estudian menos de 100 alumnos, por eso tales escuelas son económicamente ineficaces).

La economía de enseñanza

La peculiaridad de la financiación de la enseñanza en Ucrania es la dispersión de los centros de enseñanza y así se gasta mucho dinero en apoyo de infraestructura y no en el propio proceso de enseñanza. Por eso los gastos por un alumno y los salarios de los profesores son muy bajos incluso en comparación con los países de Europa central y meridional. Por un alumno el Estado anualmente gasta cerca de 10 mil grivnas (cerca de USD 380; en los EE.UU. son USD 11000 y en Rusia USD 3800). Si hablamos sobre vecinos, Hungría gasta anualmente por un alumno cerca de USD 4900; Letonia, Estonia, República Checa y Polonia cerca de USD 6500; Eslovenia cerca de USD 8400.

Los gastos de educación como porcentaje del PIB en Ucrania son muy altos en comparación con países desarrollados. La nueva ley los fija en el nivel del 7% del PIB (es más que en el 95% de los países en el mundo). Pero hay que mencionar que existe una gran parte de economía “subterránea” (el volumen de la cual según diferentes estimaciones se calcula hasta un 50%). Es decir, el volumen real del PIB ucraniano es mayor que el oficial. Por eso, la parte de los gastos en educación es un porcentaje mucho menor que el PIB real.

Por otro lado, una gran parte de los gastos en enseñanza secundaria salen desde el bolsillo de los padres del niño: son las “donaciones benéficas” no oficiales, dinero para “arreglos de aulas”, para “alimentación de los niños” en la escuela, etc.

12 años de educación. Según la nueva ley, la enseñanza primaria va a durar 4 años, luego 5 años del colegio que acaban con una evaluación independiente externa. Al pasar  la evaluación, el alumno puede ingresar en el liceo o institución de enseñanza profesional. Esa enseñanza profesional dura 3 años después de la cual los chicos pueden ingresar en centros de enseñanza superior o comenzar a trabajar. Ahora para obtener la enseñanza secundaria son necesarios no 11 años como antes, sino 12. Ya que en la licenciatura el estudiante va a gastar tres años en lugar de cuatro.

En la etapa de enseñanza profesional los chicos podrán elegir las asignaturas que les interesan y no seguir, como ahora, el programa general.

Inclusión

La nueva ley presupone una educación inclusiva para los niños con necesidades especiales: el Estado debe proveer al niño con maestros y hacer todo lo posible para que el niño no se sienta aislado del colectivo. Antes esos niños, en la mayoría de los casos, obtenían la enseñanza en casa y eran aislados de sus coetáneos. Ahora, al elaborar un programa individual de educación, se tendrán en cuenta las necesidades psicológicas, pedagógicas y correccionales del niño.

Las lenguas de las minorías nacionales: crítica de Rumania y Hungría. Según la nueva ley, los niños representantes de minorías podrán obtener en lengua materna la educación preescolar y primaria. La educación secundaria la van a recibir en el idioma oficial, mientras que la lengua materna va a enseñarse también. Ese artículo de reforma provocó una amplia resonancia internacional, en particular Hungría ha anunciado que cesará el apoyo internacional a Ucrania hasta que no vuelva la posibilidad de la enseñanza en el idioma materno. Las mismas posiciones ocuparon Grecia y Bulgaria. Rusia nombró a ese artículo como un “etnocidio” de la población de habla rusa en Ucrania.

Discutiendo esta cuestión es importante tener en cuenta que los alumnos  que estudian en Ucrania en una lengua de minoría nacional muestran resultados muy bajos según la evaluación independiente externa que se celebra en el idioma oficial. Por ejemplo, en el distrito Gertsayivskyi de la región de Chernivtsi, donde cerca de 90% de la población son rumanos étnicos, en 2016 casi un 50% no pudo pasar la evaluación independiente externa y en 2017 casi el 60% se gradúan. En algunas instituciones educativas de la región de Zakarpatia, donde estudian en húngaro, el porcentaje de graduados que no pasó este umbral en 2016 y 2017 superaba el 90%. Mientras el índice medio en el país es de cerca del 20%. Tal situación complica el egreso de la educación superior en Ucrania y cierra las posibilidades de ocupar cargos de servicio público.

¿Qué hay de nuevo para los profesores? El salario del maestro aumentará triplicado. Va a comenzar desde USD 360 o tres salarios mínimos, pero al nuevo salario le incluirán la organización y otras actividades del profesor que antes eran pagadas adicionalmente. Esa reforma exige 120 mil millones de grivnas, por eso planean realizar el aumento de salarios durante un plazo de hasta  10 años.

El profesor recibe más libertad: en vez de cumplir los planes de educación estandarizados, la ley permite usar planes propios respetando los estándares del Ministerio de Educación. Si el profesor está dispuesto a introducir innovaciones en el proceso educativo, el Estado se compromete a pagarle un 20% más de su salario al pasar la certificación adecuada.

La optimización de la red escolar. Según las palabras de Lilia Grynevych, ministra de educación, en Ucrania un tercio de los niños estudia en escuelas rurales, la cantidad de las cuales equivale a dos tercios de la cantidad general. Ese modelo es inefectivo desde el punto de vista de la financiación y calidad de educación. Por eso el Ministerio introdujo el sistema de las así llamadas escuelas básicas. Los niños que reciben la enseñanza primaria van a estudiar en la escuela más cercana mientras que los alumnos mayores van a estudiar en escuelas básicas con condiciones mucho mejores. Ese paso debe igualar las posibilidades de los niños de aldeas y ciudades en recibir educación de calidad.

Autonomía de escuelas. La institución educativa tendrá la posibilidad de elaborar su propio programa de educación consultando con los estándares del Ministerio de Educación. Además, las escuelas podrán individualmente determinar su régimen del trabajo y estructura del año escolar. Los fondos estatales no van a distribuirse a través de órganos ejecutivos en el sector educativo, sino que van a dirigir el dinero  directamente a las escuelas, que van a decidir cómo usarlo.

La competencia del personal y el componente anticorrupción. Los profesores deben, como antes, asegurar y mejorar su competencia profesional. Pero ahora el maestro tiene la libertad absoluta en la realización: entrenamientos, cursillos, prácticas, cursillos en línea, etc. La educación será pagada por el Estado. También se resuelve el problema de la competencia del personal directivo; en particular, se elimina la situación de que un nuevo director ocupe el puesto no de acuerdo con las necesidades de la escuela, sino después de la muerte de director anterior. Ahora se puede ocupar el cargo del director de una escuela no más de 12 años o dos cadencias.

El cambio anticorrupción importante es el de informes financieros obligatorios para las instituciones educativas. Cada escuela debe promulgar la información sobre el recibo, destino y uso de los fondos.

Compartir en redes sociales

Twitter