Listen to Ukraine: el lado desconocido de la música ucraniana moderna

el 27 de octubre de 2016.

UCMC presenta una plataforma para los músicos jóvenes y poco conocidos de Ucrania para ayudarles a demostrar al mundo su talento.

Los Colorados: sencillez del sonido de alma ucraniana

Una habitual emisión nocturna en la televisión de Ternopil no destacaba en los sus apariciones durante el año 2008: un cuarteto local interpretaba las covers de las canciones populares. Pero el sonido extraordinario de la canción Hot’N’Cold de Katy Perry llevó a cuatro jóvenes, unidos por el nombre Los Colorados a tener más de cuatro millones de visualizaciones en YouTube.

Las obras del género agri-alco-pop de Ruslán Prystupa (cantautor y acordeón cromático), Rostyslav Fuka (guitarrista), Sergiy Masyka (con el bajo) y Oleg Petryshyn (batería) atravesaron las fronteras de Ucrania. Poco después, la compañía discográfica alemana Motor Music señaló a la banda y le propuso un contrato; desde entonces, el empleado de taller fotográfico, el maestro de inglés, el ingeniero mecánico y el maestro de geografía sustituyeron alco por el té verde y pusieron rumbo a Alemania para grabar un álbum.

En 2006, la banda empezó su camino con la interpretación de covers, hasta que en abril de 2007 Los Colorados dieron su primer concierto, es la fecha que consideraron el punto de partida. Además del álbum grabado, la estancia alemana se coronó con el concierto en Berlín, cerca de la Puerta de Brandenburgo.

Tras esto, otra cover, esta vez de la canción I Like To Move It, se emitió en la cadena alemana ZDF durante los descansos en los partidos de la Eurocopa 2012.

Al regresar de Alemania, los músicos realizaron una visita a la televisión de Ternopil: continuaba el mismo ambiente, la misma banda, pero distinto sonido – Du Hast de la banda Rammstein – que contabilizó más de tres millones y medio de visualizaciones.

Según los músicos, no cambiaron sus hábitos y la fama no les influyó en su día a día, hacía diez años que la gente les paraba por la calle y les pedía autógrafos. Sin embargo, los jóvenes seguían tomando té verde y buscaban la inspiración en la música ucraniana, sobre todo en las canciones de Nazariy Yaremchuk y Vasyl Zynkevych.

Actualmente, Los Colorados, tienen dos álbumes grabados, y el tercero está a la vuelta de la esquina en honor al décimo aniversario de la banda. Además, actúan en numerosos festivales, no sólo comerciales, sino también benéficos, en aras de ayudar a los soldados ucranianos. Los jóvenes afirman que sus obras no tienen nada especial: se expresan en su música, disfrutan y hacen ver la sencillez de sus canciones.

El Romian: música popular de los músicos académicos

El quinteto Romian destaca sobre los músicos callejeros en los pasos subterráneos de Kyiv, a diferencia de otros, no tocan de manera individual, sino que son una banda; la mayoría de su música no es clásica, sino popular (imagina las covers de los cantantes de rock o pop). El mayor de la banda tiene tan solo veinte años, frente a la más pequeña, con tan solo dieciséis.

El Romian (formada así por los nombres de los fundadores: Rodión, Misha y Andriy) busca su inspiración no solo en la música clásica, sino que también se retroalimenta de las obras de Symphomania, Adele y Apocalyptica. Por ser un proyecto muy jóven, el Romian se limita a la interpretación de covers, pero es algo temporal, ya que en un futuro planean crear propia música.

La banda está compuesta por dos violines (Myjaylo Bykov y Georgiy Moroz), dos violas (Oleksandra Kanke y Vladyslav Osadchyi) y un violonchelo (Tetyana Krávchenko). Todos los jóvenes, menos Myjaylo, estudian en el conservatorio o en la escuela de música.

El Romian ya tiene más de veinte covers interpretadas (System Of A Down, Nirvana, Sia, Jamala y otros), muchas horas de interpretación en la calle, así como conciertos e interpretaciones en los eventos corporativos.

Además de la gran ventaja de haber interpretado en los subterráneos para tener mucha práctica, los músicos jóvenes tienen la oportunidad  de improvisar sobre su música, salir de los límites de la música clásica y liberarse del nerviosismo inherente.

El ANAKARD: los cantantes de la tribu libre

A pesar de que la existencia del proyecto ANAKARD no viene de muchos años de trabajo colectivo, sus componentes no son novatos, puesto que ya grabaron juntos el álbum ‘We Are Free’, (la mayoría de las canciones hablan sobre los acontecimientos de la Revolución de Dignidad y la guerra en Ucrania) y ahora están preparando otro. El ANAKARD es solo un paso nuevo en el trabajo de Margó Gontar, la cantante, y sus colegas, Yuriy Riabchuk, a la batería, y Antón Korpan, con la guitarra. Su música es una mezcla particular de indi, synth pop, hip hop y música electrónica. Es el 7º proyecto para Margó: antes tocaba la guitarra y era una vocalista de otra banda, que experimentaba con los géneros de post-hardcore, jazz y dubstep entre otros. Hasta que, finalmente, decidió lanzarse a desarrollar su propio proyecto.

En los tiempos de formación de la banda, los músicos querían llenar un hueco en la música ucraniana moderna: su objetivo era hacer su propio sonido, expresando sus pensamientos y emociones para a la máxima gente posible. El abanico de la música que inspira a los participantes del ANAKARD es muy amplio: desde rock (Bring Me The Horizon, Red Hot Chili Peppers), hasta pop (Beyonce), o hip hop (Bones).

Hace poco la banda publicó su nuevo single, titulado We Are Free. Tras la publicación escucharon una comparación de la imagen del videoclip con la serie Juego de tronos. La idea que quiere transmitir el grupo consiste en demostrar que los ucranianos se asemejan a una tribu joven, que no permitirá que nadie merme su libertad.

El NastiaZnykaie: crear energía para vivir

Cuando oyes por primera vez el nombre de la banda NastiaZnykaie (Nastia Desaparece en español) es difícil entender, porque ¿quién es Nastia y dónde desaparece? La vocalista Anastasiya Osypenko, explica que Nastia desaparece sólo en el nombre para no hacerlo nunca. La música es un instrumento para evitarlo, el soul es energético y fuerte, pero también melancólico, porque la música ayuda a los jóvenes a no desaparecer por completo. Al grabar su primer álbum, Nastia se sintió preparada para crear la banda. Así fue cómo desde hace un año y medio se unió a la banda Yuriy Shakalov (con el bajo), Natalia Vovk (al teclado) y Olena Borychevska (a la batería).

Este año los jóvenes músicos planean presentar el primer álbum, inspirados por  las obras de The Beatles, Amy Winehouse, Norah Jones, Miles Davis y John Coltrane, pero no desvelan los detalles. Además, la banda ya ha participado en festivales musicales ucranianos (Krayina Mriy, Fayne Misto, JazzKoktebel), y ha actuado en varias ciudades ucranianas, e incluso en Praga.

Antes Nastía solía escribir música y letras para sí misma, pero tras la creación de la banda empezó a ponerlo en común. Afirman que el trabajo duro ocupa el primer escalón de su éxito. El NastiaZnykaie menciona que incluso esto no es suficiente para la promoción en el mercado joven de la música ucraniana: hay que saber presentarse a uno mismo así como encontrar a un productor profesional para hacerse un hueco en el mundo de la música.

Compartir en redes sociales

Twitter