Kyiv
,

Informe de la ONU sobre los problemas principales de los refugiados, solicitantes de asilo y desplazados internos

Kyiv, el 08 de agosto de 2017.

Ya pasaron más de tres años desde el comienzo del conflicto militar en el este de Ucrania, pero los desplazados internos todavía tienen problemas de vivienda y beneficios sociales. Son los resultados según el informe de la ONU dados por Noel Calhoun, gerente adjunto de la Agencia de la ONU para los Refugiados durante su informe en UCMC.

El informe se basa en las conversaciones con refugiados, solicitantes de asilo, desplazados internos y personas bajo la amenaza de desplazo. Estas entrevistas tuvieron lugar de febrero a marzo de 2017 en Ucrania.

Los problemas principales: discriminación, obstáculos administrativos y burocráticos para ejercer sus derechos y  acceso a una vivienda. “Para los refugiados la situación se complica por la cantidad limitada de puestos en los alojamientos temporales”, dijo Noel Calhoun. “Es uno de los problemas más caros para el Estado. Para resolverlo son necesarios entre 20 y 40 millardos de dólares. […] La cantidad de personas que obtuvieron préstamos a bajo interés por una vivienda sería conocida a finales de 2018”, añadió YusufKurkchi, ministro adjunto en cuestiones de los territorios temporalmente ocupados y de los desplazados internos de Ucrania.

Los problemas concretos de los refugiados y solicitantes de asilo se relacionan con la xenofobia, las dificultades en el acceso al proceso de provisión de alojamiento y sus inconvenientes, la ausencia de perspectivas de migración local y la preocupación por la búsqueda de alojamiento para largo plazo. Los desplazados internos y personas bajo amenaza de desplazo están preocupadas por el arrendamiento caro, la falta de empleo y las dificultades para obtener privilegios sociales para compensar gastos grandes en servicios públicos.

Los desplazados internos creen que las causas de sus problemas principales son los obstáculos administrativos y de procedimiento junto con la falta de voluntad política, coordinación y comprensión por el lado de las autoridades. Muchos de los desplazados internos sienten la discriminación por parte de la sociedad ucraniana y sacan la conclusión de que las autoridades no hacen suficientes esfuerzos para darles el acceso completo a sus derechos.

Según Yusuf Kurkchi, en el año 2017 fueron empleados cerca de un millón y medio de desplazados internos. También dijo que el Ministerio en cuestiones de territorios temporalmente ocupados y de los desplazados internos propuso una prueba piloto que presuponía el uso de parte de un dinero, dado por inversores internacionales, para la creación de puestos laborales para los desplazados.

Para las personas que tienen el estatus de refugiado, o están esperando ese estatus, resulta más difícil emplearse laboralmente, dijo Natalia Gurzhiy, jefa de la Junta directiva de la fundación benéfica “Rokada” fundada en 2003 (es socia ejecutiva de Alta Comisaría de las Naciones Unidas para los Refugiados, que cumple los proyectos de asistencia social a los refugiados y solicitantes de asilo en Ucrania que se dirigen a su integración en la sociedad ucraniana). “Ni el código laboral, ni la legislación les defiende”, explicó ella. Para los que esperan el estatus de refugiado, la legislación no presupone ningún servicio social. Pero estas personas pueden esperar el estatus durante algunos años.

Noel Calhoun también añadió que el problema urgente para los refugiados y solicitantes de asilo es el acceso a la educación y asistencia médica.

Compartir en redes sociales

Twitter
Más noticias por tema