Kyiv
,

¿Qué es necesario saber sobre la reforma sanitaria en Ucrania?

¿Qué es necesario saber sobre la reforma sanitaria en Ucrania?
Kyiv, el 11 de septiembre de 2017.

La necesidad de reformar el sector de la medicina en Ucrania ya dura más de un cuarto de siglo, desde que Ucrania obtuvo la independencia. Después de la victoria del Maydán la idea de reformar de nuevo la medicina se revitalizó: según encuesta pública solo el 10% de los ciudadanos están satisfechos con el sistema de salud. Desde 2014 tres Ministros de salud dejaron su puesto. Uliana Suprun, Ministra interina desde julio de 2016 intervino con la propuesta de una gran reforma en la  salud que podría cambiar el aspecto de la medicina ucraniana. ¿En qué consiste esa reforma de salud? ¿Qué va a cambiar para el ciudadano de a pie? ¿Quién y por qué está en contra de aplicación de la reforma? UCMC se propuso entenderlo.

Imagen: martinblinder.com

Por qué necesitamos la reforma: el mito sobre la medicina gratis

Ucrania heredó el sistema de salud estatal gratuito para todos y lo fijó en la Constitución. Pero la realidad es otra: la falta de presupuesto estatal, la crisis económica y la ausencia de reformas causaron que a pesar de que la asistencia médica está declarada como gratis, esta se haya convertido en sinónimo de “corrupción” y “sobornos”. Por ejemplo, el informe de la OMS de 2016 afirma que los ucranianos gastan en medicación más del 25% del presupuesto familiar.

En el Ministerio de salud, encabezado por Uliana Suprun, dan datos más optimistas. Han calculado que, como promedio, en el año 2016 la familia ucraniana gastaba 4580 grivnas  (150 euros) en medicina por año, lo que equivalía al salario medio mensual.

Hace falta mencionar que la medicina ucraniana es estatal (gratuita para los ciudadanos) en un 85% y el sector privado representa solamente el 15% del mercado. El tratamiento en hospitales privados solo se lo puede permitir cerca del 20% de la población de Ucrania.

En ambos sectores estatal y privado los ucranianos gastan bastante dinero por la posibilidad de recibir servicio médico a pesar de que en el presupuesto estatal están incluidos los fondos equivalentes al 3,5% del PIB (en 2017). Entonces, ¿existe medicina gratis en Ucrania en realidad y no solo en papeles?

La economía “gris” en el sector de medicina

La respuesta a la pregunta por qué los ucranianos gastan mucho dinero en sanidad en condiciones de medicina “gratis” es muy simple: la economía del sector médico es una economía “gris” que existe gracias a pagos informales de pacientes: sobornos para doctores o “donaciones benéficas” para hospitales y pago por medicamentos.

Los expertos del Centro de Lucha contra la Corrupción a veces han fijado su atención en que en las declaraciones de algunos médicos hay coches de lujo, miles de metros cuadrados de bienes inmuebles y millones de grivnas en efectivo que no siempre corresponden a sus salarios oficiales.

Muy a menudo los pacientes ucranianos pagan por todo, porque los doctores dicen que “no hay fondos en presupuesto”. Por ejemplo, a los pacientes les obligan a comprar medicamentos o vacunas con su propio dinero  y estos ya están pagados con fondos estatales. O, por ejemplo, cuando la misma operación es más cara en un hospital que en otro sin explicar el mecanismo de fijación del precio. Según los cálculos de la Base Global de gastos para la salud de la OMS, en Ucrania hasta el 3,6% del PIB del estado son  gastos “del propio bolsillo” de pacientes en tratamiento. Es casi lo mismo que lo previsto por el presupuesto.

Sistema ineficaz.

A pesar del alto que pagan los ucranianos por la posibilidad de curarse, los resultados son bastante desconsoladores. La calidad de los servicios médicos en instituciones estatales es baja. La longevidad promedia es de 71.3 años lo cual es diez años menor que en los países de Europa Occidental. El índice de mortalidad infantil en Ucrania es dos veces mayor que el de Europa. Según los datos de la OMS, el país ocupó el segundo lugar en el mundo en mortalidad por enfermedades cardiovasculares y cuenta con la segunda tasa de prevalencia más elevada del mundo por la distribución de cáncer y mortalidad por tuberculosis. La mayoría de los médicos no siguen protocolos internacionales y principios de la medicina basada en la evidencia. Según las estimaciones de los expertos hasta un 50% de medicamentos en redes farmacéuticas de Ucrania son falsificaciones.

Cinco cosas principales que pueden cambiarse después de la reforma.

¿Qué propone el equipo del Ministerio de salud? La reforma incluye gran cantidad de novedades en sectores de finanzas, organización y logística entre las cuales hay cinco principales.

El cambio principal es la nueva manera de financiar al sistema de salud: el estado va a asignar dinero para necesidades concretas del paciente y no para financiación de hospitales, médicos y camas para pacientes hospitalizados. Los reformadores nombran a ese principio “el dinero sigue el paciente”.

En segundo lugar, la reforma va a introducir el cargo del médico de familia y el paciente tendrá la posibilidad de elegirlo. Ahora los ucranianos pueden recibir asistencia médica gratuita solo en el lugar de registro del residente. El médico de familia va a constantemente atender  la salud del paciente. Al doctor le van a pagar de acuerdo con la cantidad de pacientes contratados. De tal manera estará interesado en lo que sus pacientes sean sanos y satisfechos. Los pacientes satisfechos seguirán contratandole. Actualmente los ucranianos consultan al médico de familia en el 80% de casos de solicitudes a instituciones médicas.

En tercer lugar, el estado va a determinar los marcos concretos de lo que va a pagar. Servicios de médico de familia, asistencia paliativa y asistencia emergente será financiado al 100% por el Estado. También el estado va a proveer con medicamentos gratis para enfermedades cardiovasculares y bronquiales (asma) y también para diabetes sacarina del segundo tipo. Además el presupuesto financiará partos, enfermedades raras y oncológicas.

Pero, el estado no podrá asumir los costos de una parte de servicios médicos. En esos casos va a existir un sistema de copagos, por ejemplo mediante un sistema de seguros o mediante tarifas aprobadas y controladas por el Estado. Algunas ramas de la medicina como la estética serán integramente costeadas por el interesado.

Al final, a los médicos ucranianos les obligarán a seguir los protocolos internacionales de tratamiento. Los protocolos que actualmente sigue el Ministerio de salud muy a menudo son anticuados. Por ejemplo, la neumonía no complicada adquirida en la comunidad se cura en Ucrania durante 12 días en hospital. Al paciente le recetan gran cantidad de medicamentos por un valor total de cuatro mil grivnas (130 euros). En mismo tiempo la Organización Mundial de la Salud está en contra y ha aprobado curar esta enfermedad con amoxicilina eibuprofeno (siel paciente tiene fiebre) de forma ambulatoria. Es decir, o el médico llega a casa del paciente, o el propio paciente va a la cita del médico. El precio de estos medicamentos es de no más de 160 grivnas (5-6 euros).Desde el 28 de abril de 2017 el Ministerio de salud permitió a los doctores usar en su práctica cotidiana los protocolos médicos internacionales. Anteriormente, en Ucrania usaban más de 3 mil protocolos nacionales, el 85% de los cuales son anticuados e ignoraban los logros actuales mundiales. El uso de los principios de medicina basada en la evidencia y la eliminación de corrupción puede hacer la asistencia médica más barata. Porque a partir de este tiempo los médicos no deben recetar unos u otros medicamentos o investigaciones solo porque algún oficial así se gana el dinero.

¿Por qué la idea de reformar el sistema sanitario tiene oponentes?

La reforma produce una seria resistencia de médicos y de algunos diputados. Los opositores a la reforma consideran que de esta manera desaparecerá asistencia médica gratis, declarada en la Constitución. La crítica a la reforma se puede explicar por el interés de preservar el existente statu quo. Porque la reforma afectará a mucha gente. Afectará a las compañías farmacéuticas, que no podrán vender medicamentos dudosos no incluidos en protocolos de tratamiento uniformes, a los médicos que no están preparados para responder a nuevos desafíos o no quieren perder beneficios, a los hospitales que usan esquemas “grises” del pago u otros.

¿Quién ganará: el equipo de reformadores de la OMS o los que están satisfechos con la situación actual? El destino de la reforma será conocido en las próximas semanas. En septiembre Verjovna Rada va a votar las leyes que servirán de base para una medicina nueva en Ucrania.

Compartir en redes sociales

Twitter