Kyiv
,

Monumento conmemorativo a las víctimas del fusilamiento en Babyn Yar

Monumento conmemorativo a las víctimas del fusilamiento en Babyn Yar

Babyn Yar es un barranco en Kyiv donde durante la ocupación nazi de 1941 a 1943 fueron fusilados, según diferentes datos, de 70 a 150 mil personas la mayoría de los cuales eran judíos. En 2016, proclamaron en público la intención de crear un centro conmemorativo, el cual planean abrir en 2021. El complejo, cuyo precio estiman en 100 millones dólares, se va a construir con el dinero de un mecenas. ¿Qué papel tiene el estado de Ucrania en el proyecto y que contradicciones existen alrededor de el?

Proyecto

En otoño de 2016 fue declarada en público la intención de crear “Babyn Yar”, Centro Memorial de las víctimas de Holocausto. La apertura está planeada en 2021, para el 80 aniversario del comienzo de los trágicos sucesos en el barranco. Marek Siwiec, antiguo jefe del Buro de seguridad nacional de Polonia, exdiputado del Parlamento Europeo y director general de la organización que ocupa de la creación del centro, se convirtió en director general de la fundación.

“La falta de conocimientos sobre Holocausto no solo existe en Ucrania, sino también en occidente”, dice Siwiec en el comentario para Radio Svoboda. “La tarea del futuro memorial es contar al mundo sobre este terrible crimen”, cuenta Siwiec.

En el consejo de supervisión de la fundación benéfica, hay representantes ucranianos e internacionales de grupos religiosos, políticos y de negocios. En particular, Yaakov Dov Bleich, rabino principal de Kyiv y Ucrania, Aleksander Kwaśniewski, antiguo presidente de Polonia, Joschka Fischer, antiguo ministro de asuntos exteriores y vicecanciller de Alemania, los hermanos Volodymyr y Vitaliy Klychko, Viktor Pinchuk, hombre de negocios ucraniano, Myjaylo Fridman, Pavlo Fuks, German Khan y Svyatoslav Vakarchuk, cantante.

“Planean trabajar sobre el principio de quien aporta dinero, se convierte en el participante y tiene influencia en el futuro de la organización. Vamos a juntar fondos de todo el mundo. (…) hay que juntar cerca de 100 millones dólares!”, dijo Marek Siwiec en la entrevista para uno de los medios de comunicación ucranianos. Por ahora no existe un concepto aprobado del monumento conmemorativo ni el sitio de su construcción.

Contradicciones

Entre los expertos y en el espacio público se discute la controversia del proyecto. Así, entre las víctimas de los fusilamientos en Babyn Yar también habían gitanos, activistas de la Organización de los Nacionalistas Ucranianos (OUN), prisioneros de guerra soviéticos, pacientes del centro psiquiátrico, etc. Existen recelos si su memoria también se conmemora.

No existe una única opinión entre la comunidad judía sobre la conmemoración de los fallecidos en Babyn Yar, dice Yosyf Zisels, copresidente de la Asociación de Organizaciones y Comunidades Judías en Ucrania y vicepresidente ejecutivo de la Confederación Judía de Ucrania en su comentario para la revista “Den”: “Además en ese lugar fallecieron prisioneros de guerra, tres campamentos de gitanos y nacionalistas ucranianos, marineros de la flotilla Dnipro, los pacientes del centro psiquiátrico y representantes de otros grupos. Y todos ellos no encajan al formato de Holocausto. Los gitanos encajan y otros grupos no. Por eso es evidente que hay que construir algún otro. En el mismo nombre Centro Conmemorativo de Holocaust “Babyn Yar” ya hay una contradicción”, acentuó Zisels.

La participación en el proyecto de Myjaylo Fridman, Pavlo Fuks y German Khan, hombres de negocios rusos también provoca recelos de que fondos rusos pueden determinar el contenido de como se van a revelar la historia de Babyn Yar.

El papel de estado

Los científicos y el público notan que en ese proyecto “falta” Ucrania. De la creación de un memorial de tal nivel debe ocuparse el estado. En 2016 durante la conmemoración de las víctimas del fusilamiento en Babyn Yar, el presidente Poroshenko apoyó la idea de crear un monumento. Sin embargo, actualmente no se sabe sobre la participación del estado en el proyecto.

Volodymyr Viatrovych, jefe del Instituto ucraniano de memoria nacional en el comentario para la revista Den´ dijo: “El papel del estado ucraniano en la memorización de objetos de este tipo debiera ser decisivo. (…) El Instituto ucraniano de memoria nacional como órgano central del poder ejecutivo para política histórica debería participar en realización del proyecto del memorial de Babyn Yar ”. También según Viatrovych el proyecto debería ser más discutido: “El grupo iniciativo de Siwiec debería ser más abierto, comunicarse con el público, incluso con expertos para tomar en cuenta su punto de vista”, considera el gerente del Instituto ucraniano de memoria nacional.

Compartir en redes sociales

Twitter
Más noticias por tema